Denuncian «por octava vez» el «lamentable» estado de los restos de la iglesia de San Lorenzo

Urnas con los restos del templo y vegetación en su interior. /WORD
Urnas con los restos del templo y vegetación en su interior. / WORD

Defensa del Patrimonio señala que hay vegetación dentro de las urnas protectoras y pide el traslado a un lugar «apropiado»

REDACCIÓN / WORDSALAMANCA

La Asociación Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio denunció ayer y «por octava vez en los últimos años», matizan, que los restos pertenecientes a la antigua Iglesia de San Lorenzo, colocados en una urna de cristal blindado sobre una acera en la confluencia de las calles La Palma con el Paseo del Desengaño, «se encuentran en un estado de abandono lamentable». Por ello ha vuelto a solicitar que mientras estos restos arqueológicos permanezcan en esa ubicación «se practiquen labores de limpieza y mantenimiento de forma periódica, de los mismos y del recinto que los alberga».

La vegetación «nuevamente ha crecido en el interior de espacio afectando a la conservación y la contemplación de los restos», pero también «a su dignidad y a la imagen que Salamanca pretende dar de respeto por su patrimonio», denuncian en la asociación. A pesar de los requerimientos de la Comisión Territorial de Patrimonio Cultural y las actuaciones que en el pasado el Ayuntamiento de Salamanca dijo haber acometido «todo ello ha resultado insuficiente, desacertado y, sin duda, mal ejecutado», sentencian.

Y ya que estos restos «padecen la influencia de las temperaturas y la humedad» también se ha pedido, como en ocasiones anteriores «que se analice su estado de conservación por la influencia de esos agentes externos». Además, «y debido a la descontextualización practicada en el año 2004», la asociación en Defensa del Patrimonio ha trasladado la posibilidad de que estos restos sean conservados junto con otros hallados en la ciudad «a un lugar apropiado en el cual se garantice su conservación y difusión».

«La suciedad, el deterioro de la señalización y la ausencia de una correcta promoción turística en el contexto de la divulgación de las antiguas iglesias y ermitas que hubo en la ciudad, completan el olvido, abandono y deterioro de este patrimonio arqueológico», concluyen.