CC OO denuncia a la empresa de las piscinas ante la Inspección de Trabajo

Emilio Pérez Prieto y representantes del Comité de Empresa explicaron los motivos de la denuncia. /LAYA
Emilio Pérez Prieto y representantes del Comité de Empresa explicaron los motivos de la denuncia. / LAYA

Asegura que Clequali ha hecho una cesión ilegal de trabajadores a una subcontrata y pide la intervención «urgente» del Ayuntamiento

RICARDO RÁBADE / WORDSALAMANCA

Comisiones Obreras ha denunciado a la empresa adjudicataria de las piscinas municipales –Cleaquali– ante la Inspección de Trabajo por haber realizado una presunta cesión ilegal de trabajadores a una subcontrata, como es la empresa Prointal. Así lo denunciaron ayer el secretario provincial de CC OO, Emilio Pérez Prieto, y la presidenta del Comité de Empresa de la adjudicataria de las piscinas, Silvia Rodríguez, junto con otros miembros de este órgano sindical.

Según la versión del sindicato, 70 trabajadores pertenecen ahora a la plantilla de Clequali y 30 a Prointal Además, ambas están incumpliendo el convenio colectivo al encargar a trabajadores áreas diferentes a las suyas y de una categoría superior, pero sin abonarles la cantidad que les debería corresponder por esta ampliación de funciones. Pusieron como ejemplo de esta situación irregular el caso de una persona contratada para el servicio de limpieza de las piscinas, que percibe una nómina de 700 euros, y a quien también le piden que haga tareas de mantenimiento, categoría que se paga a 1.000 euros al mes.

Además de la denuncia, CC OO entregó ayer en el registro del Ayuntamiento un escrito de protesta para denunciar estos hechos, dirigido al concejal Fernando Rodríguez, con el fin de que intervenga de «forma urgente» para poner fin a estas presuntas irregularidades.

En opinión de los representantes sindicales, también se está vulnerado el contrato de adjudicación, lo que podría dar pie, incluso, a una posible rescisión del mismo. El Consistorio adjudicó el 31 de diciembre del año 2014 a Clequali –que entonces formaba una UTE con Enjoy Wellness bajo la marca comercial de Piscis– este contrato, que tiene una duración de diez años con posibilidad de una prórroga por cinco más y cuyo montante total asciende a los 47 millones de euros.

Además de los 47 millones del contrato, existe la posibilidad de que la adjudicataria se embolse hasta 800.000 euros más al año en concepto de «cobertura de déficit de explotación», es decir, si justifica que mantener el servicio le ha costado más de lo que tiene asignado por contrato al año, según advirtió Emilio Pérez Prieto. Además, la presidenta del Comité de Empresa recordó que esta subcontratación también se produjo el pasado verano.

El PSOE solicitó hace tres semanas un informe sobre la subcontratación

Por su parte, el Grupo Municipal Socialista recordó ayer, tras conocer la denuncia de CC OO, que hace tres semanas solicitó un informe específico sobre el posible incumplimiento contractual de la empresa concesionaria de las piscinas municipales al recurrir a la subcontratación para la formalización de los contratos del personal de verano.

Los socialistas expresaron su «preocupación» por la situación de los trabajadores de las piscinas y exigieron al Gobierno bipartito municipal, formado por el Partido Popular y Ciudadanos «la máxima transparencia y control en el cumplimiento de las obligaciones contractuales de las empresas concesionarias» y que «tome todas las medidas y decisiones que estén a su alcance para que se respete a los trabajadores y se defiendan los derechos de todos ellos».