El déficit de plantilla que padece la Policía Nacional deja un 10% de plazas sin cubrir

Los nuevos agentes en prácticas de la Policía Nacional posan en las escaleras de la comisaría de la calle Jardines. /MANUEL LAYA
Los nuevos agentes en prácticas de la Policía Nacional posan en las escaleras de la comisaría de la calle Jardines. / MANUEL LAYA

La capital y Béjar dispondrán de 15 nuevos agentes en prácticas durante los próximos 11 meses

RICARDO RÁBADE / WORDSALAMANCA

El Cuerpo Nacional de Policía sigue precisando de más efectivos para atender diariamente las necesidades de seguridad y protección de la ciudadanía salmantina. Ayer, con motivo del recibimiento que ofreció la subdelegada del Gobierno en la comisaría de la calle Jardines a los 15 nuevos agentes que desarrollarán sus prácticas en Salamanca y Béjar por un periodo formativo de once meses, volvió a quedar patente que siguen sin cubrirse plazas de la plantilla. Los mandos policiales estiman que actualmente está cubierta entre el «89% y el 90%» de la misma, por lo que queda pendiente un volumen de vacantes cuantificadas porcentualmente en un 10%.

En la capital salmantina prestan servicio unos 240 agentes, a la comisaría de Béjar se encuentran adscritos en torno a 45 efectivos y 25 agentes más están destinados en la localidad fronteriza de Fuentes de Oñoro. Sin embargo, todo apunta a que los 15 nuevos agentes no acabarán siendo destinados finalmente a nuestra provincia cuando finalicen sus once meses de prácticas, dado que habitualmente son las grandes capitales las que acaban incorporando a los nuevos efectivos que se estrenan como policías nacionales después de haber superado el correspondiente proceso formativo que recibieron en la Escuela Nacional de Policía de Ávila y después de haber cumplimentado el pertinente periodo de prácticas.

Evidentemente, todas las posibilidades de elección de destino dependerán de la puntuación que obtengan finalmente cada uno de ellos, valorándose tanto u proceso formativo en el centro abulense como la experiencia que adquieran durante sus prácticas. Y es que cuando acaben esta fase jurarán el cargo y, con la nota que obtengan, podrán elegir destino, convirtiéndose de esta forma en funcionarios de carrera con todos los derechos. No obstante, a efectos prácticos ejercerán durante estos meses como un funcionario más en la calle reforzando la presencia policial en las calles.

La subdelegada del Gobierno expresó su apoyo a los 15 nuevos agentes en prácticas

La subdelegada del Gobierno elogió el alto nivel formativo de los 15 policías en prácticas, dado que entre ellos figuran graduados universitarios que han cursado carreras como Derecho, Criminología y Psicología, entre otras ramas del conocimiento. «Todos ellos cuentan con una alto nivel de preparación», quedando desterrados de esta forma los tópicos y los estereotipos que proliferaron en décadas pasadas sobre la presunta falta de formación y el supuesto déficit de preparación de los policías nacionales. Además, recalcó que contar con una formación universitaria resulta de especial importancia, dado que los policías nacionales se tienen que enfrentar a nuevas tipologías de delitos en la sociedad actual que no se producían en otras épocas, como sucede con los relacionados con Internet. También elogió su esfuerzo por formarse, dado que a sus estudios universitarios, como caracteriza a una buena parte de la quincena de nuevos agentes en prácticas, hay que sumar el periodo formativo que cursaron en las dependencias de la escuela abulense.

Pérez estuvo acompañada en todo momento durante la recepción a los nuevos alumnos por diferentes mandos policiales, como el inspector jefe Ramón Sánchez Miguel y el también inspector Francisco Javier Martín Rodríguez, delegado de formación del Cuerpo Nacional de Policía y tutor de los alumnos en prácticas.

Seguridad y convivencia

Encarnación Pérez tributó una calurosa y distendida bienvenida a los policías en prácticas y les recordó que «la seguridad es fundamental y básica para una buena convivencia», al tiempo que recalcó que se trata de «una profesión de servicio no exenta de riesgos, pero las prácticas son un tiempo para disfrutar, especialmente en Salamanca... Lo importante es mantener la ilusión por este oficio después».

Además, Pérez animó a los nuevos policías en prácticas a que visiten durante este periodo la Subdelegación para intercambiar impresiones con ella y valorar lo que están suponiendo sus prácticas.

De los 15 alumnos, diez llevarán cabo sus prácticas en la capital y los cinco restantes en Bejar. Entre los nuevo alumnos también figuran varias mujeres, un hecho que fue especialmente valorado en términos muy positivos por la subdelegada del Gobierno, quien aprovechó la ocasión congratularse por la noticia conocida esta misma semana, como es que el Ejército español cuenta ya con su primera generala, un hecho inédito hasta ahora en la larga y fecunda historia de nuestras Fuerzas Armadas. Se trata de Patricia Ortega, que con tan solo 56 años ha ascendido a la cúpula de la pirámide castrense convirtiéndose en generala.

Durante los próximos once meses, estos 15 agentes tendrán la oportunidad de rotar por diferentes servicios y unidades policiales, como son los casos de Seguridad Ciudadana, Oficina de Denuncias, Policía Judicial, Extranjería, Información y Policía Científica, acompañados siempre por otros funcionarios, quienes contribuirán a su formación práctica, ejerciendo las funciones de tutor para ayudarles en su cometido profesinal.