Defensa del Patrimonio pide reformar el enlosado de varias calles peatonales

Calle Cervantes de la capital, con los adoquines desgastados e irregulares. /WORD
Calle Cervantes de la capital, con los adoquines desgastados e irregulares. / WORD

Afirman que algunas «se han fragmentado», se han perdido las juntaso tienen baches, lo que dificulta la movilidad

REDACCIÓN / WORDSALAMANCA

La Asociación Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio ha propuesto la reforma del pavimento de las calles peatonales Libreros, Brocense o de la Calle Concejo en su confluencia con la Plaza de la Libertad y de las aceras de las calles Ancha y Plaza de los Bandos.

En todos esos casos, afirman, «se trata de antiguas losas macizas de grandes dimensiones que han cumplido, cumplen y podrán seguir cumpliendo su función durante muchos años más pero, por diversos motivos, algunas de ellas se han fragmentado, se han generado huecos, se han perdido las juntas y se han desnivelado los viales, caso de Brocense o Libreros. Así pues, en el estado actual, transitar por los lugares citados es incómodo, más para las personas con movilidad reducida, por los numerosos baches que pueden encontrarse». La Asociación considera que, de acometerse esta necesaria actuación «de forma respetuosa con el patrimonio y los materiales sería muy positiva en lo que a la accesibilidad se refiere».

De igual forma, comentan, «la intervención a realizar no sería muy costosa ya que en esencia se trata de asentar correctamente las losas y excepcionalmente de sustituir aquellas que estén más dañadas y no puedan ser tratadas o recuperadas para reutilizarse. Del mismo modo a como se desarrollan las obras en el pavimento de la Plaza Mayor y a diferencia de lo practicado durante las dos últimas semanas en la Calle Libreros».

En esta línea, la Asociación opina que las obras en la Plaza « no deben terminarse sin que antes el Consistorio establezca serias limitaciones al tránsito de vehículos. Éstos, sin duda, son los causantes de los mayores daños: desgaste, rotura y pérdida de juntas».

«Es difícil de entender», afirman, «que semejante tráfico actúe con la libertad con que lo viene haciendo en número, tara, dimensiones, tiempo, etc. existiendo un Plan de Gestión Integral, un Reglamento de Uso y Utilización de la Plaza Mayor, un Plan Director y varias ordenanzas relativas a la carga y descarga o a las terrazas y que deberían adecuarse de forma ejemplar a la singularidad del monumento».

En cuanto a la gestión de la Plaza Mayor «hay que manifestar que es muy peligroso que la autorización para el desarrollo de discutibles actividades de interés para el municipio sea potestad de alguien que no conoce que ese interés termina cuando se menoscaba el monumento o se pone en riesgo su conservación».

Plataforma única

En este ámbito de la gestión municipal, la accesibilidad y la adecuación de las calles a su carácter legal, la Asociación también ha vuelto a pedir que las calles peatonales Especias, Cervantes, Rabanal, Carniceros, Doyagüe y Plaza de Carvajal, sean de plataforma única. En esta propuesta de mejora del pavimento de las calles de Salamanca, la Asociación ha vuelto a insistir en que «este tipo de obras debe coordinarse con otras que pudieran necesitar las diferentes compañías suministradoras, el soterramiento del cableado, la colocación de alcantarillas en el centro de los viales y equiparse con mobilario adecuado» para evitar tener que volver a levantar las calles porque hay que acometer una nueva obra.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos