Decretan la alerta amarilla por calor al menos hasta el martes

Un termómetro en la céntrica calle Toro de la capital./LAYA
Un termómetro en la céntrica calle Toro de la capital. / LAYA

Algunas zonas del sur de la provincia están en aviso naranja, con máximas que rozarán los 40 grados tanto hoy como mañana

REDACCIÓN / WORD

La ciudad y la provincia se preparan para dos días de auténtico verano. Según las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología, prácticamente toda la provincia (capital incluida) estará en alerta amarilla. Hay dos excepciones: las áreas montañosas del Sistema Central en el tercio sur de Salamanca, donde no hay alertas; y la frontera con Cáceres, que estará en alerta naranja.

Según las estimaciones de la Aemet, el grueso de la provincia llegará a los 37 grados, de ahí la alerta amarilla por calor. En la 'zona naranja' rozarán los 40. El nivel de riesgo en esta comarca es «importante», de acuerdo a la terminología de la Aemet. Y no es ningún consuelo, pero las altas temperaturas volverán a dejar hoy a 26 provincias en riesgo de calor, con máximas diurnas en zonas del centro peninsular de hasta 40 grados.

La situación en la capital no será mucho mejor. No veremos una nube en todo el día y esta tarde llegaremos a los 37 grados.

Lunes

La previsión para mañana es aún más sofocante. La Agencia Estatal de Meteorología ya no salva ni a las zonas montañosas del Sistema Central. Toda la provincia estará en aviso amarillo o naranja y con máximos cerca de los 40º. La Aemet recomienda tener cuidados sobre todo a partir de las 13:00 horas. La alerta por calor se mantendrá vigente hasta las 20:00 horas.

La capital vivirá mañana una situación similar a la de hoy. Las temperaturas serán igual de elevadas, pero al menos por la tarde habrá algunas nubes que incluso podrían descargar algo de lluvia. Las posibilidades son de apenas el 25%.

En lo que respecta al resto de la semana, la Aemet no ha emitido aún ningún aviso a la población, pero no es ni mucho menos descartable. Las temperaturas se mantendrán en torno a los 36º-37º al menos hasta el viernes, cuando se prevé que bajen hasta 10 grados de golpe. Aún quedan unos cuantos días para saber si el próximo fin de semana será menos agobiante.