FÚTBOL - Segunda B

David Gallego: «No podía ni correr pero tenía claro que, costara lo que costara, volvería»

Gallego golpea el balón este pasado sábado ante el Adarve./MARÍA SERNA
Gallego golpea el balón este pasado sábado ante el Adarve. / MARÍA SERNA

El defensa de Unionistas puso fin ante el Unión Adarve al calvario que le ha tenido incluso sin poder correr por una dura pubalgia

Juanjo González
JUANJO GONZÁLEZSalamanca

David Gallego puso fin este pasado sábado a su particular pesadilla deportiva tras más de una vuelta entera sin poder jugar con Unionistas. El defensa salió en los minutos finales ante el Unión Adarve poniendo así fin a un calvario que arrancó mucho antes, incluso antes de que el club charro comenzara a disputar la fase de ascenso que le llevó a Segunda B en junio de 2018 cuando se iniciaron las molestias de una pubalgia que le permitió con muchos dolores jugar el play-off, luego la pretemporada e incluso disputar minutos ante el Atlético de Madrid B o Castilla en la primera vuelta. Pero desde ese momento y como los dolores solo iban en aumento, se inició la verdadera recuperación llegando incluso a dejar de lado el fútbol pasando por momentos en los que el jugador salido de la cantera de la extinta UDSalamanca no podía ni correr. Esta es su historia contada por él mismo.

–¿Cómo ha sido esta pesadilla?

–Tienes momentos de mejor ánimo y otros peores pero siempre es difícil trabajar al margen de tus compañeros, verlos desde una esquina cómo entrenan y juegan y tu no poder ayudar al equipo. Pero no queda otra que trabajar y luchar por el objetivo de volver cuanto antes al 100% y creo que ya lo he conseguido.

–¿Había tenido problemas de pubis antes?

–No, nunca. Te das cuenta porque empiezan dolores muy fuertes en la zona del abdomen y de los dos aductores, y llega un momento en que la descompensación que tienes es difícil ponerlo todo en su sitio.

–¿Cuándo empezó todo?

–La última fase de la temporada pasada fue muy sufrida, por suerte se logró el objetivo del ascenso pero el esfuerzo que tuve que hacer fue grande. Antes del play-off arrancó todo.

–Pero en verano y con el descanso no mejora tampoco.

–No, además el verano fue más corto de lo normal entre el ascenso tardío y la pretemporada. Intenté volver apretando los dientes pero fue imposible.

–¿Cuándo deciden parar del todo?

–Empecé a trabajar con Juan Carlos Herranz (fisio salmantino que ha estado varios años en la Selección y que ha recuperado entre otros profesionales a Santi Cazorla)la temporada pasada y esta cuando sigo teniendo molestias, hablamos y decidimos parar 100% con la ayuda de Yeray y los fisios de Unionistas. El riesgo era tener una lesión crónica.

–¿Cómo se ha ido recuperando?

–Al inicio fue reposo absoluto de balón, mucho trabajo de core, de fuerza de aductores... al principio no era capaz de ni de correr, solo podía en la bici como máximo. Poco a poco fuimos superando fases hasta acercarme al fútbol de nuevo.

–Cuando ni siquiera podía correr, ¿llegó a pasársele por la cabeza lo de que se acabó el fútbol?

–No, tenía muy claro que, costara lo que costara, iba a volver. No soy el primero que supera una pubalgia. Pero sí hay momentos difíciles.

–¿En quién se ha apoyado todo este tiempo fuera?

–Mis compañeros ayudan mucho, mi familia y mi pareja. Y, por supuesto, los fisios y Yeray, mucha parte de este mérito es suyo.

–¿Qué piensa cuando el míster le dice este sábado que a jugar?

–Llevaba varios partidos esperando este momento a su disposición y base de trabajo he logrado que el míster confiara en mí. Además era un momento complicado del partido porque íbamos perdiendo.

–Por hablar ya del equipo, ¿qué le pasa a Unionistas?

–Nada. Seguimos siendo los mismos y haciendo el mismo trabajo. Estamos por el buen camino que nos ha hecho llegar a estas posiciones privilegiadas y hay que continuar así.

–¿Qué les hace pensar que esto es solo una mala racha de tres derrota seguidas?

–Igual que cuando estamos ganando centrarnos en cada entrenamiento y en cada partido, no pensar más allá. Por supuesto corregir errores porque no estamos ganando.

–Pero hay que reaccionar pronto porque el colchón se va terminando...

–Se va terminando pero por otro lado estamos en los mismos números que la primera vuelta y el equipo tiene una confianza muy grande. Los malos resultados nos motivan más para trabajar más duro en los entrenamientos y estoy seguro que este domingo empezaremos a sacar buenos resultados.

–Pues León es poco propicio.

–No es fácil, pero hemos dado la cara en otros campos muy difíciles y otros rivales que venían en muy buena dinámica.

–Ni cuando antes lograban resultados ni ahora se apartan del único objetivo de la salvación.

–Ni siquiera es un tema principal que se hable en el vestuario, eso nos desviaría la atención de lo importante que es ganar a la Cultural Leonesa. Cuando lleguen las jornadas finales miraremos la clasificación y hacia dónde debemos apuntar.

 

Fotos

Vídeos