El cuarto Festival de Luz y Vanguardias se apaga con una alta participación de público

El público también pudo contemplar obras en la plaza de Anaya. /LAYA
El público también pudo contemplar obras en la plaza de Anaya. / LAYA

La comisaria y el director del certamen se muestran satisfechos con los resultados de una cita cultural que está consolidada

EFESALAMANCA

El Festival Luz y Vanguardias se apagó este domingo en Salamanca con un nivel «muy alto» de participación y después haber puesto en diálogo durante cuatro noches obras de autores consagrados, creaciones de artistas del video mapping y propuestas de jóvenes universitarios con edificios y lugares cargados de historia.

Así lo señaló, en declaraciones a Efe la comisaria del certamen, Lorena Martínez de Corral, quien lo calificó de una «experiencia estupenda» y con un nivel «muy alto» de participación de público en los cuatro espacios donde se han podido contemplar las obras: Plaza Mayor, plaza de Anaya, fachada del Edificio Histórico de la Universidad y río Tormes a su paso por el puente Enrique Estevan.

No dudó en considerar que la iniciativa está «absolutamente consolidada», máxime cuando la obra ganadora del Concurso Internacional de Video Mapping celebrado en el marco de Luz y Vanguardias, 'Sueñorama', del creador italiano Marco Morguese, participará en septiembre en el festival internacional iMapp Bucharest (Hungría).

Se trata de uno de los certámenes de video mapping 3D más importantes del panorama internacional, en el «top de los festivales», en palabras de Martínez, y al que solo concurren por invitación los ganadores de una selección de festivales internacionales como Holanda, Rusia, Canadá, México y China, entre otros.

La comisaria se mostró convencida de que en Salamanca, Luz y Vanguardias es una cita cultural que se está esperando «con expectación todo el año» y que se disfruta en familia y en grupos de amigos. «Hay gente que queda para hacer el recorrido», añadió.

De este modo, consideró que el reto está en seguir superándose, aunque es consciente de que los artistas que trabajan con la luz «no son tantísimos», en referencia a los invitados este año: el Premio Nacional de Fotografía José Manuel Ballester con su propuesta «Kayapó» sobre el río Tormes, y el creador Javier Riera con 'Hacer leve la tierra', en el exterior de la Catedral Nueva.

La mitad del público, extranjero

«Tenía muchas ganas de que la gente contemplara el trabajo de estos dos artistas que se ha visto fuera mucho, pero menos en España», apostilló la comisaria.

De cara a futuras ediciones, reveló que van a intentar «añadir algunos espacios con luz, quizás no con una fachada nueva, pero sí que haya algunas interpretaciones de espacios con una iluminación distinta y especial. Procuraremos hacer algo insuperable».

También en declaraciones a Efe, el director del Festival Luz y Vanguardias, Alberto Mariñas, hizo una valoración «tremendamente positiva» y pronóstico que la edición de este año superará los 366.000 espectadores de 2018, la mitad de ellos extranjeros.

«Cada año da un poco de miedo», aseguró Alberto Mariñas, dado que el listón «se nos pone más alto», aún así, tanto los índices de visitantes como de participantes, «han sido crecientes».

«Estamos en un nivel que nos parece idóneo, pero aspiramos a más», en el sentido de que se «internacionalice más», a pesar de que este año al concurso han concurrido 27 propuestas de catorce países.

El director opinó que contribuirá a ello el hecho de que el ganador de Salamanca acuda al festival internacional iMapp Bucarest (Hungría), uno de los más prestigiosos.

Finalmente, confesó que aspira a seguir manteniendo «alto el listón» de los creadores invitados ,que crean obras específicas para el Festival que se celebra en la capital salmantina y añadir algún espacio expositivo al programa +LUZ.