Las Cortes piden a la Junta que asegure al Centro del Cáncer de Salamanca un millón para gastos corrientes a partir de 2023

Imagen del Centro de Investigación del Cáncer de Salamanca./ICAL
Imagen del Centro de Investigación del Cáncer de Salamanca. / ICAL

El director del centro considera una «gran noticia» porque les permitirá «ser más competitivos y producir más en investigación»

AGENCIASSALAMANCA

Las Cortes de Castilla y León aprobarona ayer una propuesta del PSOE para que el Centro de Investigación del Cáncer (CIC) de Salamanca disponga a partir de 2023 de al menos 1 millón de euros para gastos corrientes, complementarios a los recursos obtenidos en convocatorias competitivas para investigación.

Fue el portavoz socialista de Universidades, Fernando Pablos, quien ha defendido esta iniciativa ante el Pleno de las Cortes, donde integró el espíritu de sendas enmiendas del PP y Ciudadanos, que han servido para conseguir la práctica unanimidad de la Cámara, al sumar también el voto de Podemos, UPL, Por Ávila y Vox, con el único voto en contra del secretario segundo de la Mesa Óscar Reguera (PP).

Pablos recordó que una iniciativa similar fue votada favorablemente por Ciudadanos el pasado diciembre de 2018, mientras que el PP votó en contra e impidió su aprobación.

El texto finalmente aprobado en el Parlamento autonómico plantea a la Junta que busque la coordinación con el CIC para aprobar antes de que acabe 2019 un plan de apoyo financiero que garantice el sostenimiento de los gastos generales del centro.

En concreto, detalla que este plan se iniciará en el año 2020 con una cantidad no inferior a 250.000 euros y se incrementará progresivamente en las anualidades siguientes hasta llegar al menos a 1.000.000 de euros en el año 2023.

El texto aprobado indica además que esta subvención directa será compatible con los recursos económicos que obtenga el CIC en convocatorias competitivas y se aplicará una gestión participativa entre la Junta de Castilla y León y la dirección del centro que garantice la transparencia de los fondos públicos empleados.

La procuradora de Cs María Montero defendió la necesidad de que este centro tenga una estabilidad financiera para su funcionamiento ordinario y ha propuesto una enmienda para que la Junta llegue a un acuerdo de financiación que dé viabilidad al centro y asegure una gestión participativa que garantice la transparencia de los fondos utilizados.

En el mismo sentido, la procuradora del PP Rosa María Esteban pidió transparencia para la gestión de los fondos que se consignen para este fin y ha demandado que el Ministerio de Ciencia y la Universidad de Salamanca, como cotitulares del CIC también realicen aportaciones para su sostenimiento.

A pesar de estos reproches que dirigió al PSOE, la representante del PP ha manifestado que el presidente de la Junta y exalcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, está dispuesto a estudiar «nuevas vías» que permitan dar una «mayor estabilidad» financiera al CIC.

En el turno de fijación del texto definitivo, Pablos contesto a la procuradora del PP que no se trata de una demanda partidista, pero ha remarcado que la realidad es que esta iniciativa «no la ha traído el espíritu santo, sino el PSOE»

Satisfacción en el centro

Por su parte, el director del Centro de Investigación del Cáncer (CIC) de Salamanca, Eugenio Santos, consideró una «gran noticia» el acuerdo alcanzado por unanimidad de los grupos en las Cortes de Castilla y León para dotar al CIC con al menos 250.000 euros en 2020 que aumentará hasta el millón de euros en 2023, puesto que les permitirá «ser más competitivos y producir más en investigación».

Tras conocer la noticia del acuerdo entre los grupos para su aprobación en la sesión de Cortes de ayer, Santos se mostró «muy contento» porque finalmente se cumple «una reivindicación» que tuvieron «desde siempre para poder funcionar y ser competitivos», ya que «tener costeados los gastos de funcionamiento ordinario permite ser competitivos con el resto de instituciones de excelencia».

Y es que, tal y como recordó Santos en declaraciones a Ical, los gastos ordinarios de funcionamiento del CIC, referidos a la administración, el personal de servicios y los gastos corrientes de luz, agua y gas de la instalación salmantina, ascienden a «entre un millón y un millón y medio de euros anuales» que, hasta ahora, «se detraen del dinero conseguido de forma competitiva para los proyectos de investigación».