El Consistorio recuerda a los hosteleros las medidas para evitar incendios en las cocinas

Bomberos de la capital sofocan el incendio del pasado 25 de julio en un bar de la calle Prior./LAYA
Bomberos de la capital sofocan el incendio del pasado 25 de julio en un bar de la calle Prior. / LAYA

Les ha remitido un documento con varios consejos elaborado por los bomberos y ha reiterado que la normativa ha de cumplirse «estrictamente»

REDACCIÓN / WORDSALAMANCA

El Ayuntamiento de Salamanca ha decidido reforzar la prevención de incendios en las cocinas del sector hostelero de la capital. El incidente del pasado 25 de julio en un bar de la calle Prior aún está en el recuerdo de todos. El incendio de una campana extractora causó una gran humareda,visible desde varios puntos de la ciudad, que llenó la Plaza Mayor y que hizo temer por la integridad del monumento. Los bomberos sofocaron las llamas rápidamente y una persona tuvo que ser atendida por inhalación de humos.

Así, el alcalde, Carlos García Carbayo, y el concejal de Protección Ciudadana, José Fernando Carabias, mantuvieron una reunión con miembros de la junta directiva de la Asociación de Empresarios de Hostelería para, entre otros asuntos, recordar la necesidad de cumplir «estrictamente» con la normativa a este respecto. El Consistorio se comprometió a elaborar un documento con la información sobre las condiciones a cumplir y una serie de recomendaciones a tener en cuenta.

El documento remitido por el Consistorio y elaborado por el servicio municipal de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento, recuerda, en primer lugar, que todas las cocinas industriales deben estar equipadas con sistemas de extracción de aire y grasa que permiten regenerar el aire, evitando la intoxicación por vapores y gases contaminantes, y así poder garantizar un ambiente limpio, seguro e higiénico de trabajo.

Las cocinas deben cumplir la norma 'UNE 100165. Climatización. Extracción de humos y ventilación de cocinas', que contempla requerimientos mínimos de materiales, diseño de los conductos de ventilación y condicionantes para una adecuada limpieza, inspección y mantenimiento.

Más exigencias

En el documento básico de seguridad también se recuerda que los humos generados en el proceso de elaboración de la comida se quedan estancados y adheridos cuando pasan a través de los filtros y conductos de los sistemas de extracción. Esta grasa acumulada es «altamente inflamable» y de hecho es la responsable de la mayoría de los incendios en las cocinas industriales. Por eso el correcto mantenimiento y limpieza de los elementos permitirá incrementar el rendimiento del sistema de extracción y alargará la vida útil de los equipos, con lo que conlleva de ahorro.

La grasa acumulada en los conductos de extracción es «altamente inflamable»

Por otra parte, la normativa higiénico-sanitaria establece que el interior de los conductos debe estar «perfectamente limpio, realizando al menos una limpieza y desinfección integral de forma anual». Sin embargo, es recomendable que cada seis meses se limpien y aireen los conductos de ventilación, aberturas, ventiladores industriales, aspiradores híbridos o extractores, así como filtros o rejillas de ventilación.

La normativa vigente establece otros requisitos en cuanto a dimensiones y ubicación de los equipos. Por ejemplo, el borde inferior de la campana debe ser instalado a una altura máxima de dos metros del suelo terminado; la velocidad mínima de paso de aire debe ser al menos 0,25 metros por segundo a través de la sección abierta comprendida entre la campana y los fogones; los conductos deben ser independientes de toda otra extracción o ventilación y deben ser fácilmente accesibles y desmontables para su limpieza, tener una inclinación mayor que 45 grados y poseer una bandeja de recogida de grasas de menos de tres litros.