El Consistorio investigará los recursos hídricos subterráneos de la ciudad

Plantación de árboles por escolares en un parque de la capital salmantina./LAYA
Plantación de árboles por escolares en un parque de la capital salmantina. / LAYA

El proyecto es una de las próximas acciones del Plan de Infraestructuras Verdes promovido por el Ayuntamiento

RICARDO RÁBADE / WORD

El Plan de Infraestructuras Verdes diseñado por el Ayuntamiento contará con nuevas actuaciones en los próximos meses. Este ambicioso programa, que fue presentado por el alcalde Carlos García Carbayo el pasado 1 de febrero, contempla la realización de un total de 276 medidas durante los próximos 15 años, las 88 primeras de ellas a desarrollar a lo largo de este próximo lustro con un presupuesto en torno a los 10,7 millones de euros.

Entre las acciones inmediatas de este sugestivo programa, que pretende convertir aSalamanca en la primera urbe delGrupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad en disponer de un plan de estas características, sobresale el proyecto para la realización de una evaluación pormenorizada de los recursos hídricos subterráneos de los que dispone la capital delTormes.Destaca también la futura redacción del Plan de Micropaisajes y Microhábitats que, tal como ha hecho público el Consistorio, persigue como objetivo genérico la introducción de la naturaleza y sus servicios ecosistémicos en aquellos ámbitos de la ciudad que carecen de zonas verdes y cuya trama urbana impide una presencia homogénea del verde en sus calles.

En términos generales, aclara elConsistorio a la hora de desvelar las próximas actuaciones del Plan de Infraestructuras Verdes, se trata de acciones que no vienen a sustituir las medidas estructurales del ámbito urbano –la mejora del saneamiento, las soluciones integrales de vialidad o la regeneración de las edificaciones– sino que se interpretan como intervenciones de 'acupuntura verde' para mejorar la calidad de vida del ciudadano.

Como medida que ya se encuentra actualmente en marcha aparece la redacción de una estrategia de adaptación al cambio climático para la ciudad de Salamanca.De hecho, el Consistorio ha sacado a concurso público este proyecto, concretamente para buscar y seleccionar una empresa externa que encargue de la asistencia técnica para la redacción de la mencionada estrategia de adaptación, así como la elaboración de las directrices estratégicas de adaptación al cambio climático de las ciudades CENCYL en el marco del Programa Operativo de Cooperación Transfronteriza España-Portugal POCTEP 2014-2020. Para entender las dimensiones y el peso de la redCENCYL hay que valorar que agrupa en sus filas a ocho ciudades de Castilla y León y del centro de la nación lusa, donde residen un millón de personas. El presupuesto inicial de la licitación supera los 90.000 euros.

El Ayuntamiento argumenta en su página web, a la hora de ahondar en la filosofía y los fines de esta estrategia de adaptación, que de forma creciente las ciudades se enfrentan a los impactos asociados al cambio climático, que pueden desencadenar importantes consecuencias en la estructura y dinámica urbana. La gama de impactos en el cambio climático incluye desde el aumento de fenómenos meteorológicos extremos (inundaciones, olas de calor, elevación del nivel del mar) hasta problemas de salud pública en los colectivos más vulnerables.

En cada ciudad, los impactos específicos dependerán de sus características geográficas y ambientales y de los cambios en el clima, que varían de un lugar a otro. En este sentido, en este futuro estudio se van a definir medidas para mitigar la adaptación al cambio climático que permita a Salamanca poder afrontar la nueva situación derivada del cambio global.

Otra de las iniciativas que verá la luz próximamente, al amparo del Plan de Infraestructuras Verdes, será la redacción del proyecto Patios por elClima, que se vertebrará en torno a la idea de articular un plan por el cambio climático en los patios de los colegios de la ciudad, estableciendo de forma general los criterios y las bases para mejorar la adaptación al cambio climático.

Nuevo parque público

Además, el Plan de Infraestructuras Verdes contempla una iniciativa relacionada con el huerto del convento de las Adoratrices, encaminada a convertirlo en un nuevo parque público de la ciudad que amplíe el contiguoCampo deSanFrancisco. Para ello, el Consistorio solicitará financiación a través de los fondos europeos Feder, optando el programa europeo de acciones urbanas innovadoras.Esta acción engarza, precisamente, con el plan para recuperar los paisajes escondidos vinculados a los antiguos cursos del agua que había en la ciudad.

Las 276 actuaciones del Plan de Infraestructura Verde se llevarán a cabo en espacios como La Aldehuela, las riberas del río Tormes, el arroyo del Zurguén, los barrios trastormesinos, Los Claudios, Los Montalvos, el polvorín de Tejares, Los Pisones, la Ciudad Vieja, los barrios del ensanche, los nuevos barrios de la periferia y los límites con todos los términos municipales del alfoz de Salamanca (Aldeatejada, Arapiles, Cabrerizos, Carbajosa de la Sagrada, Carrascal de Barregas, Doñinos de Salamanca, Santa Marta de Tormes, Villamayor de Armuña y Villares de la Reina).

Entre las medidas ya presupuestadas, tal como puso de relieve el alcalde durante la presentación del plan, se encuentran la plantación de más árboles y la ampliación de las zonas verdes para conectar corredores y mitigar el impacto de la emisión de gases de efecto invernadero, así como la creación de viveros y cultivos ecológicos. En el río se promueve la incorporación de refugios para aves y de elementos para la reserva de la biodiversidad y la fauna, así como la recuperación de molinos y acequias con fines educativos. Y dentro de la propia ciudad se favorecerá la integración de las energías renovables en los edificios, la transformación de espacios con más paseos arbolado – siguiendo la actuación ya llevada a cabo en el barrio de San Bernardo– y fachadas y muros verdes.

Por otra parte, el Plan de Infraestructura Verde contempla la catalogación y, en consecuencia, la protección de 19 bienes. Respecto al patrimonio arqueológico, se protegerán los grabados rupestres paleolíticos de La Salud entre las que se reconocen partes anatómicas de un caballo y signos lineales, así como el Abrigo de El Marín y de La Salud. También se protegerán, como patrimonio industrial, la Fábrica de la Luz de Tejares, antigua central hidroeléctrica que es un ejemplo de industria para producción energética a pequeña escala, el edificio viejo de bombeo de agua a los depósitos de Campoamor situado en la Aldehuela, testimonio del sistema pionero de abastecimiento público de agua a la ciudad, y la depuradora de agua de la Avenida de la Aldehuela, por sus depósitos de decantación de agua y como sistema también pionero, en este caso, del tratamiento de las aguas.