El Consistorio creará areneros, gateras y bebederos para los gatos del cementerio

Uno de los gatos que frecuenta el cementerio San Carlos Borromeo. /ASPAP
Uno de los gatos que frecuenta el cementerio San Carlos Borromeo. / ASPAP

La Asociación Salmantina Protectora de Animales y Plantas (Aspap) gestionará el proyecto, después de consensuar esta solución con la edil Ana Suárez

RICARDO RÁBADE / WORDSALAMANCA

Las reuniones que mantuvo semanas atrás la primera teniente de alcalde y concejala de Familia e Igualdad de Oportunidades y directora de la Oficina de Bienestar Animal del Ayuntamiento, Ana Suárez, con la Asociación Salmantina Protectora de Animales y Plantas (Aspap) en torno a la particular problemática que rodea a la colonia de gatos callejeros que viven en el cementerio San Carlos Borromeo han generado resultados fructíferos.

El Ayuntamiento se ha comprometido, fruto de estas conversaciones, en las que también participaron técnicos de Salud Pública, a habilitará varias gateras donde puedan cobijarse los felinos, así como otros espacios cubiertos y confortables para que puedan entrar cuando quieran, tal como ha destacado, en términos especialmente positivos, la asociación Aspap en su perfil de Facebok.

También se van a instalar areneros y bebederos para los gatos y un pequeño almacén, donde se podrá guardar el pienso que comen estos animales. La idea del Consistorio es encargar a los voluntarios de Aspap la colocación y la distribución de estos nuevos espacios para los mininos.

De esta forma, el Consistorio no solo reconoce abiertamente la existencia de esta colonia, sino que quiere facilitar y hacer más agradable su existencia diaria. La asociación confirma en este sentido que «el diseño del proyecto de estas nuevas estancias nos lo dejan en nuestras manos y se hará como a nosotros nos parezca mejor».

Aspap señala que la decisión municipal permitirá poner fin a «tantos años de lucha por los gatos, de tanta impotencia y tantas lágrimas y tanto sufrimiento que empiezan a tener su fin».

Se calcula que la colonia de gatos del cementerio está formada actualmente por unos 80 felinos.

«Sabemos –señala Aspap– que algunos gatos van a tardar en encontrar» estos nuevos espacios, porque «los gatos son animales de hábitos muy rutinarios, pero poco a poco lo irán descubriendo, así que seguiremos repartiendo la comida por los diferentes puntos y empezaremos a ponerla en su nuevo lugar, donde solo podrán acceder ellos y nosotros».

Además, el Ayuntamiento puso en marcha a través de la asociación Aspas y la Fundación Luna el plan CES (Captura, esterilización y suelta a la colonia), que también abarcará a la colonia de mininos del camposanto.

Los especialistas señalan que CES es el único método que se ha probado que disminuye las camadas que nacen en las calles, y el tamaño de las poblaciones de gatos callejeros. De esta forma los voluntarios se encargan de atrapar, esterilizar y devolver a sus colonias a todos los gatos que pueden. También se ha comprobado que, lamentablemente, los gatos callejeros están viviendo una media de cinco años, cuando los felinos caseros pueden vivir hasta 15 años.