El Consistorio crea un servicio que atiende la soledad de los mayores

Carlos García Carbayo, durante la presentación del nuevo servicio para los mayores. /WORD
Carlos García Carbayo, durante la presentación del nuevo servicio para los mayores. / WORD

Bajo el nombre de 'Salamanca acompaña' crea un equipo cualificado que detectará las necesidades de este colectivo en la capital

EVA CAÑAS / WORDSALAMANCA

Desde el Ayuntamiento estiman que en la ciudad viven unas 52.000 personas mayores de 60 años, de las cuales 18.000 lo hacen solas. Con el objetivo de llegar a sus necesidades, se ha creado un nuevo servicio municipal bajo el nombre de 'Salamanca acompaña', que como confirmaba ayer el alcalde de la capital, Carlos García Carbayo, «era un proyecto muy demandado por las asociaciones de mayores», y han tenido la sensibilidad para atenderla con un nuevo programa pionero.

Con esta iniciativa y otras ya existentes, tratan de evitar su aislamiento social o situaciones de desprotección. Como detallaba ayer el primer edil, «el nuevo servicio dará una respuesta integral y coordinada a las situaciones de soledad no elegida de las personas mayores, y mejorará la detección de las mismas, para proponer acciones que mejoren su calidad de vida».

A través de 'Salamanca acompaña' se ponen a disposición de los mayores que viven solos por diferentes razones, «bien para apoyarles y darles ayuda en su día a día si así lo necesitan, o para informarles y orientarles sobre los servicios existentes para ellos». García Carbayo insistía en que el objetivo es que nadie se sienta solo, «que tienen numerosos programas y servicios del Ayuntamiento que mejoran su calidad de vida y promueven su envejecimiento activo».

Para desarrollar este programa se ha diseñado un protocolo de detección de situaciones de vulnerabilidad y soledad no deseadas, «para saber qué personas se encuentran en esta situación de vulnerabilidad», matizó el alcalde salmantino, y que cualquier ciudadano que esté en contacto con una persona mayor, «ya sea un familiar, un amigo, un vecino, el médico al que visita, la persona del banco que le atiende, el comerciante de su zona, o un compañero de una actividad a la que acuda, cualquiera que detecte que una persona mayor está sola y puede necesitar ayuda se ponga en contacto con el Ayuntamiento», argumentó, porque de esa manera podrán ser más eficaces, como reconoció.

Con este objetivo, tras la presentación ayer del programa al Consejo Sectorial de Mayores, el Ayuntamiento dará a conocerlo a asociaciones de vecinos y de mayores, centros de salud, hospitales, centros de mayores, entidades sociales, parroquias, bancos y comercios significativos de la zona a los que acude este colectivo.

Además, para llevar a cabo el programa se contratará un equipo formado por seis profesionales sociocomunitarios y dos técnicos que contactarán con las personas mayores que vivan solas, y se desplazarán a sus domicilios, siempre que así lo autoricen los propios mayores, para preguntar sobre sus necesidades, intereses y expectativas e informarles sobre los recursos disponibles en la ciudad que más se adecuen a su situación.

El Ayuntamiento pondrá a disposición de la ciudad un número de teléfono y un correo electrónico donde contactar con el personal cualificado que gestionará la información correspondiente al proceso de detección de situaciones de soledad. Y como también adelantó García Carbayo, «una vez realizada esta toma de contacto, en función de la información recibida, y del Plan de intervención previsto en el Protocolo, se derivará inmediatamente el caso para su diagnóstico a los CEAS».