Los Consejos Zonales darán más voz a los vecinos en la gestión del Ayuntamiento

Los ciudadanos atraviesan la céntrica calle Zamora de la capital salmantina. /MANUEL LAYA
Los ciudadanos atraviesan la céntrica calle Zamora de la capital salmantina. / MANUEL LAYA

Operarán en las cinco zonas en las que quedará dividida la ciudad con la nueva normativa, que otorga más protagonismo a los presupuestos participativos

RICARDO RÁBADE / WORDSALAMANCA

Su última reforma data de hace diez años y una parte importante de sus contenidos se encontraban desfasados al no recoger las nuevas realidades del tejido social, muchas de ellas derivadas del avance imparable de las nuevas tecnologías. Por ello, el Ayuntamiento decidió elaborar un nuevo Reglamento para la Participación Democrática, que si bien mantiene el nombre del anterior documento sí incorpora sustanciales novedades en su articulado, con el fin de insertar y trasladar esas nuevas realidades el marco teórico y normativo.

Tras más de un año de deliberaciones y reuniones por parte del grupo de trabajo que se constituyó para tal fin, la redacción del nuevo reglamento ya es una realidad plena y para su confección se han tenido en cuenta en todo momento las opiniones de todos los colectivos vecinales y de los grupos políticos, según resaltó ayer la concejala de Participación Social y Voluntariado y primera teniente de alcalde, Carmen Sánchez Bellota.

La edil del PP detalló todas las novedades del nuevo reglamento, que el pleno del Ayuntamiento debatirá y previsiblemente aprobará mañana tras haber recibido ya el dictamen favorable previo por parte de la Comisión de Bienestar Social.

El texto es fruto del trabajo participado y dialogado con las asociaciones de los consejos de espacios de participación, además de las aportaciones que cada grupo político ha realizado, y refleja la prioridad del alcalde, Carlos García Carbayo, según subrayo la edil, por «dar más voz a los salmantinos en el futuro de su ciudad, además de adaptarse a la nueva realidad social para regular la participación activa de la ciudadanía».

Nuevas realidades

El nuevo reglamento da más protagonismo a los cauces de participación, haciendo más accesible y cercana la gestión pública con el objetivo de que el nuevo texto se adapte a la nueva realidad social e incorpore el uso de las nuevas tecnologías, así como poder garantizar la accesibilidad física, sensorial y cognitiva de todos las personas en el ejercicio del derecho de participación.

El nuevo texto incorpora como relevante innovación la puesta en marcha de los Consejos Zonales, que se configuran como órganos de participación ciudadana, cuya finalidad es acercar a los vecinos la gestión municipal. En concreto, se han establecido cinco zonas, abarcando a todos los barrios, para «intensificar la comunicación y la transparencia de la información», además de «dar la oportunidad a los ciudadanos de participar en la gestión de los asuntos que les afectan directamente».

Por otro lado, se otorga más protagonismo a los presupuestos participativos, una herramienta que se puso en marcha como experiencia piloto hace tres años y que durante la presente legislatura han recibido cerca de 2.000 propuestas de asociaciones y salmantinos a título particular. Ya en 2017 las inversiones que decidieron los ciudadanos triplicaron el 10% de la cuantía económica asignada inicialmente.

También se amplía el Registro de Asociaciones, que pasará a denominarse Registro Municipal de Entidades de Participación y posibilitará la inscripción a otras entidades ciudadanas sin ánimo de lucro legalmente constituidas, que se organicen democráticamente y que tengan como objetivos la defensa, el fomento o la mejora del interés general o sectorial de los vecinos. Se han establecido un total de 18 categorías y se ha logrado simplificar la documentación necesaria para la inscripción y la actualización.

Finalmente, la nueva normativa establece la confección de una Carta Ciudadana para ayudar a clarificar, difundir y utilizar los medios adecuados para el mejor ejercicio de los derechos de información, consulta, asociación, reunión y participación. El Ayuntamiento pondrá a disposición de los ciudadanos, concretamente en la página web municipal, un catálogo de recursos para la participación social, en el que integrará los centros, espacios y servicios destinados a este fin.