El comercio electrónico ya factura casi 24 millones de euros al mes en Salamanca

Interior de un centro de distribución de una tienda 'online'. /WORD
Interior de un centro de distribución de una tienda 'online'. / WORD

La cuantía, extrapolada de los datos nacionales de la CNMC, prácticamente duplica a la registrada en 2015

DANIEL BAJO / WORDSALAMANCA

El comercio electrónico crece y crece en España y por ahora no se adivina su techo. El último informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), con datos del tercer trimestre de 2018, revela que la facturación del comercio digital a través de internet ya ha superado los 10.000 millones de euros (10.116 millones, para ser precisos). La cifra es un 30% superior a la registrada en el mismo periodo de 2017 y prácticamente triplica a la 2013.

Y aunque 10.116 millones de euros en un trimestre es una cantidad descomunal, echando números descubrimos que tocamos a 72 euros mensuales por cabeza, en números redondos. Eso de entrar en internet, curiosear un poco y picar de aquí y de allá se nos da cada día mejor.

Prendas de ropa, billetes de avión, juguetes, comida, ocio... prácticamente no hay ningún sector que escape a la telaraña digital. Un viaje en tren a Madrid anda por los 20 euros, las entradas para la obra de teatro 'Juntos' del sábado 27 en el Liceo se venden a partir de 12 euros, la suscripción a las plataformas digitales de contenidos ronda los 8 euros al mes... Y teniendo en cuenta que todos llevamos un ordenador en el bolsillo y que basta con pulsar en una pantalla para adquirir algo, los 72 euros por persona y mes casi se quedan cortos. Por supuesto, es un dato promedio, porque habrá quien se pase el día dándose caprichos y quien no quiera saber nada de comprar a través de una pantalla.

Más dinero

Salamanca contaba en 2018 con algo más de 330.000 habitantes. A 72 euros de media por vecino, las cuentas están claras: 23,9 millones de euros mensuales gastados en compras en internet durante los meses de julio, agosto y septiembre. Esta cantidad corrobora que el comercio electrónico crece prácticamente cada día. No hay más que comparar la cuantía actual con las de los años anteriores.

Los datos de 2018 aún no incluyen los gastos navideños, así que la cifra final será más alta

Según la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, el comercio electrónico movió en 2015 en torno a 20.000 millones de euros de negocio en toda España. Un par de operaciones matemáticas en función de la población revelan que los salmantinos nos dejamos unos 12,1 millones de euros al mes en compras digitales, la mitad que ahora.

Las cifras de 2016 también fueron muy significativas: 24.000 millones de euros de negocio en toda España y unos 174,6 en nuestra provincia, a razón de 14,5 millones mensuales. Y en 2017, por supuesto, la cosa fue a más: 18,1 millones al mes únicamente en Salamanca.

Los datos definitivos de 2018 se conocerán dentro de unos meses, pero todo hace indicar que serán aún más elevados que los de 2017. Llevamos varios años 'in crescendo' y el trimestre de 2018 que falta por contabilizar es el de los puentes del Pilar y la Constitución, los regalos navideñas y las escapadas de Nochevieja. Este auge del comercio digital tiene sus pros y sus contras, por supuesto. La oferta de productos y servicios es casi infinita y se generan puestos de trabajo en empresas de reparto y de atención al cliente, pero los comercios de proximidad también sufren porque la competencia no descansa y se cuela hasta en los teléfonos de sus clientes.

Perfiles

El Instituto Nacional de Estadística desvela cuánta gente emplea las tecnologías de la información para adquirir bienes y servicios. Según la última encuesta publicada al respecto, casi 905.000 residentes de Castilla y León compraron algo en internet a lo largo de 2018. Y de estos, la mitad había adquirido algo durante el último mes.

Por edades, la franja entre los 25 y los 34 años es la que más compras realiza (el 67,6%). Los 55 años marcan la 'frontera'. A partir de esa edad, el porcentaje se desploma por debajo del 20%. Y de los 65 en adelante, apenas supera el 10%.