El colegio Lazarillo de Tormes se une al proyecto municipal 'Patios x el Clima'

Plantación de uno de los árboles en el patio del colegio. :/MARÍA SERNA
Plantación de uno de los árboles en el patio del colegio. : / MARÍA SERNA

Una treintena de alumnos del centro plantaron ayer varias encinas como parte de sus actos con motivo del Día Mundial del Árbol

REDACCIÓN / WORDSALAMANCA

El alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, participó ayer, con motivo del Día Mundial del Árbol, en una plantación de encinas llevada a cabo en el Colegio Lazarillo de Tormes. Una treintena de alumnos de segundo, tercero y cuarto de Primaria plantaron en el patio del centro escolar los brotes que recibieron hace un mes, con motivo del Día del Agua, para proceder a su riego y cuidado durante este tiempo en sus domicilios.

En la segunda fase de este proyecto educativo medioambiental también participaron trabajadores de Asprodes Feaps. Esta institución, a través de su Centro Especial de Empleo, ejecuta labores de mantenimiento de jardines en la ciudad. Durante el acto de ayer mostraron a los niños el proceso para el correcto cuidado de árboles y plantas.

El alcalde también anunció que los dibujos realizados por los escolares en la ficha que recibieron con consejos para cuidar cada árbol serán expuestos en el centro municipal de Tejares, donde los vecinos del barrio y los salmantinos en general podrán admirar sus trabajos.

Ésta es una de las medidas incluidas dentro del proyecto 'Patios x el clima' de la Estrategia para el Desarrollo de una Infraestructura Verde en Salamanca, aprobada la semana pasada por la Comisión de Fomento y Patrimonio, con 276 medidas a desarrollar durante los próximos quince años para proyectos relacionados con la plantación de árboles y la mejora de la biodiversidad en la ciudad. La Estrategia prevé más de 5,6 millones de euro en inversiones durante la primera fase del plan.

Más proyectos

Entre los proyectos a acometer por el Ayuntamiento durante los primeros años de la Infraestructura Verde destaca, en toda la ciudad, completar la conexión de los espacios urbanos más significativos, parques y plazas, mediante ejes verdes en las principales calles y avenidas. De esta manera, se podrán incrementar significativamente los 80.000 árboles con que actualmente cuenta la ciudad, sin tener en cuenta toda la ribera del río Tormes, competencia de la Confederación Hidrográfica del Duero.

Dentro de la ciudad también se proyecta la plantación de especies autóctonas, la creación de micropaisajes y la incorporación de elementos vegetales en edificaciones (como fachadas y tejados), en propiedades privadas (como patios, balcones y zonas comunitarias), o en el mobiliario urbano, lo que contribuirá a la reducción de los niveles de ruido mediante el apantallamiento vegetal. Al mismo tiempo, se proponen espacios verdes basados en composiciones florales estacionales o plantas aromáticas, y una reserva de especies vegetales en el vivero municipal de la ciudad.

En el río Tormes, principalmente en La Aldehuela, se propone potenciar el bosque de ribera con un gran paseo arbolado en la vía pecuaria, plantaciones arbustivas en linderos para favorecer la avifauna y controlar especies de insectos que actúan como plagas de huertas, microhábitas-refugio para especies, más praderas naturales y más árboles de acompañamiento en espacios baldíos.

Y más allá del suelo urbano, la Estrategia para el Desarrollo de una Infraestructura Verde en Salamanca plantea la creación de reservas integrales (sin uso recreativo, exclusivamente destinadas a la regeneración ambiental y al estudio científico) y la creación de más corredores verdes.