Salamanca recibirá este verano a 25 niños de los campos de refugiados de Tinduf

Cristina Klimowitz y Ángeles Giménez Maderal presentaron la nueva edición de Vacaciones en Paz. /LAYA
Cristina Klimowitz y Ángeles Giménez Maderal presentaron la nueva edición de Vacaciones en Paz. / LAYA

Tienen entre 10 y 13 años y participarán en el programa Vacaciones en Paz, promovido por la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui y el Ayuntamiento

RICARDO RÁBADE / WORDSALAMANCA

Disfrutan especialmente con bañarse en las piscinas, comen de todo aunque teóricamente, por profesar la fe musulmana, no pueden ingerir productos derivados del cerdo. Son los 25 niños que, procedentes de los campos de refugiados de Tinduf (Argelia), pasarán los meses de julio y agosto en la ciudad gracias al programa Vacaciones en Paz, fruto de la colaboración entre la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui y el Ayuntamiento.

La concejala de Familia e Igualdad de Oportunidades, Cristina Klimowitz, y la presidenta de la asociación, Ángeles Giménez Maderal, explicaron ayer que el propósito de esta nueva edición es facilitar a los niños y las niñas una estancia confortable, que les libere de las duras condiciones meteorológicas del desierto y a la vez facilitarles revisiones médicas de las que carecen en su tierra. Para ello, el Ayuntamiento aporta 15.000 euros a la asociación para sufragar los gastos del traslado de los menores participantes.

Cristina Klimowitz explicó que el programa permite, además, estrechar los lazos con el pueblo saharaui, y subrayó que ratifica a Salamanca como una ciudad solidaria, que recibe con los brazos abiertos y enorme cariño a estos niños.

La edil, junto a la presidenta de la asociación, animó a las familias salmantinas a participar en el programa de acogida para que puedan venir un mayor número de niños. En estos momentos, tal y como reveló Giménez Maderal, todavía se necesitan al menos tres familias para acoger a los niños y niñas. Asimismo, la presidenta destacó que los menores que vienen a Salamanca se encuentran sanos, ya que existen otros programas en los que se trabaja con niños enfermos. También recomendó a las familias que «traten a estos niños de la misma forma que hacen con sus propios hijos». De esta forma, durante el periodo estival 25 menores con edades comprendidas entre los 10 y 13 años pasarán dos meses en Salamanca en familias de acogida, quienes les cuidarán y proporcionarán asistencia médica.

Para que su participación sea activa durante su estancia, la asociación llevará a cabo, entre otras actividades, encuentros entre los menores y las familias con el fin de propiciar jornadas de intercambio de experiencias y reuniones de las niñas y los niños. El programa, que está tutelado por el Servicio de Protección a la Infancia de la Junta de Castilla y León, llega este año a su vigésima segunda edición.

Las personas interesadas en acoger a los niños y niñas pueden dirigirse los lunes, de 17:30 a 19:30 horas, a la sede de la asociación, situada en la Plaza de San Vicente, o llamar a los números de teléfono 630639568 ó 607749100.