Cinco nuevos casos aumentan a 23 los afectados por el brote de salmonelosis

Fachada del Hospital Clínico de Salamanca./
Fachada del Hospital Clínico de Salamanca.

Catorce personas siguen ingresadas en el Hospital salmantino y el paciente que estaba en la UCI ha pasado a planta

ROSA MARÍA GARCÍA / WORDSALAMANCA

Aunque el número de afectados por la intoxicación alimentaria, posiblemente por salmonelosis tras ingerir tortilla de patatas en un bar de Salamanca, parecía haberse estabilizado, cinco nuevos casos han aumentado en las últimas horas a 23 el número de personas que han sido atendidas, según los datos facilitados por la Consejería de Sanidad.

El número de ingresados en el Complejo Asistencial de Salamanca se mantiene en 14 y todos ellos están en planta, tras salir de la UCI el único afectado que permanecía ingresado desde el jueves y que ha estado en esta unidad desde el pasado viernes al presentar unos síntomas más virulentos. Los cinco nuevos casos no han requerido, de momento, ingreso hospitalario.

La intoxicación alimentaria se produjo el pasado miércoles presuntamente en un bar del barrio del Oeste de Salamanca en el que todos los afectados habrían consumido tortilla de patatas, según aseguró la consejera de Sanidad de Castilla y León, Verónica Casado, aunque insistió en que este extremo no puede ser aún confirmado.

Faltan los resultados de los coprocultivos que confirmen la causa de la intoxicación

Los afectados -18 hasta ese momento- comenzaron a acudir a lo largo de las jornadas del jueves y del viernes al Servicio de Urgencias del Complejo salmantino y todos ellos, salvo el que fue ingresado posteriormente en la UCI, recibieron el alta. Durante la noche del viernes, sin embargo, diez de ellos regresaron a Urgencias al agravarse los síntomas, por lo que fueron ingresados en planta; lo mismo les ocurrió a otros tres en la noche del pasado sábado. Con lo cual de esas 18 personas afectadas en un primer momento, 14 permanecen ingresadas. Los cinco nuevos casos, uno de ellos atendido en el Hospital de la Santísima Trinidad, no han precisado su ingreso, aunque no se descarta si los síntomas se agravan.

A todos los pacientes, según fuentes de Sanidad, se les ha realizado el correspondiente coprocultivo que confirme que la causa de la intoxicación alimentaria es por salmonelosis y de qué tipo es. A falta de tener los resultados individuales de dichas pruebas y el posterior cruce de datos de todos ellos que confirmen las sospechas, los síntomas que presentan todos los afectados son compatibles con dicha infección y a ello se le une en el que todos habían consumido en el mismo establecimiento hotelero salmantino. Desde la Consejería no dan ningún plazo para poder contar con los resultados mencionados.

Salud Pública tendrá que determinar las circunstancias del origen del brote

Aunque la salmonella es una infección habitual, sobre todo durante los meses de verano y del otoño, la mayoría de los casos se dan en el ámbito domiciliario. Lo que determina que sea un brote es que existan dos o más casos con una coincidencia en la fuente alimentaria, como es este caso, por lo que se ha puesto en marcha el protocolo de seguridad alimentaria que realiza la Dirección General de Salud Pública, según fuentes de la Sanidad.

Un protocolo, en el que tras confirmarse la intoxicación por salmonelosis por la ingestión del mencionado alimento, la Inspección investigará al establecimiento sospechoso del origen del brote, que deberá tener muestras testigo del alimento durante un determinado periodo para proceder a su análisis.

Posteriormente, la inspección tiene que determinar si el bar en cuestión cumple o no con la normativa existente o si lo ocurrido ha sido algo circunstancial; en función de los resultados, se impondrá al establecimiento las medidas que correspondan, que pueden ir desde el régimen disciplinario hasta el sancionador. Mientras dure toda esta investigación por parte de Salud Pública, el establecimiento permanecerá cerrado al público.