Cerca de 600 alumnos de una veintena de colegios se hacen ciberexpert@s

Alumnos del colegio Padres Trinitarios, junto a la delegada del Gobierno, el comisario provincial y el director de Educación /LAYA
Alumnos del colegio Padres Trinitarios, junto a la delegada del Gobierno, el comisario provincial y el director de Educación / LAYA

Niños de los colegios de Gran Capitán y Padres Trinitarios reciben su carné tras participar en un programa de técnicas seguras en internet

ROSA M. GARCÍA / WORDSALAMANCA

Un total de 580 alumnos de sexto de Primaria de 19 centros educativos de Salamanca han participado en el programa formativo Ciberexpert@, que se enmarca dentro del Plan Director para la convivencia y mejora de la seguridad en los centros educativos y sus entornos. Esta iniciativa que la Policía Nacional, en colaboración con otras instituciones, realiza desde hace años en toda España pretende, a través de diferentes jornadas, prevenir a los menores de los peligros y realizar un buen uso de internet.

Tras la finalización del programa, los alumnos reciben su carné de ciberexpert@s. Ayer lo recibieron los niños de los colegios Gran Capitán y Padres Trinitarios, de la mano de la subdelegada del Gobierno en Salamanca, Encarnación Pérez; del comisario provincial de la Policía Nacional, Luis Jesús Esteban; y del director provincial de Educación Ángel Miguel Morín.

La delegada del Gobierno resaltó la importancia de un programa que confiere una responsabilidad a los niños, que «se sienten ciberexpert@s». Explicó que el principal objetivo de este programa es la «prevención en cuestiones relacionadas con el mal uso de internet, como el ciberacoso, es decir, que el menos y si entorno puedan usar las nuevas tecnologías con total seguridad». Para eso es «fundamental, no solamente el trabajar con ellos, también con las familias y con el profesorado», explicó .

Otra función importante, añadió, es que «acerca a la Policía Nacional, como un elemento clave para su seguridad y ese acercamiento permite que los niños lo vean de una manera muy normalizada y lo interiorizan como parte de su seguridad».

El objetivo es concienciar y enseñar técnicas seguras en el uso de las redes sociales

El plan, explicó, se realiza en toda España a través de las delegaciones de participación ciudadana de la Policía, que cuenta con una colaboración fundamental de los centros educativos.

En Salamanca se viene realizando desde hace años «y se seguirá haciendo». Según sus datos, en este curso han participado 19 centros educativos salmantinos, llegado a 580 alumnos y alumnas de una veintena de clases.

El colegio Gran Capitán es el centro donde se inauguró este programa, según explicó antes del acto de entrega de los carnés, su director, Pedro Garrudo. «Hemos apostado siempre por las nuevas tecnologías; y ya que queremos integrar las TIC dentro del proceso de aprendizaje, también tenemos que velar porque realmente el uso que los menores hacen de estas tecnologías sea seguro; los peligros son muchos, hay que hacerles ver que ese peligro existe y que no ocurra o, al menos, lo menos posible».

Explicó que el objetivo es evitar problemas como el ciberacoso, grooming, sexting, tecnoadicciones, suplantación de identidad, privacidad. «Los niños no ven los peligros tanto como los adultos, por eso hay que sensibilizarles y hacérselos ver».

Por su parte, el comisario provincial de la Policía Nacional, explicó que es concienciar de los «peligros que más acechan a los menores, sobre todo el ciberacoso y los delitos contra la libertad sexual, que son los que más pueden afectarles», ya que son «en torno al 10% de los delitos que se perpetran en España a través de internet, de las tecnologías de la informática y de la comunicación».

Por su parte, el director provincial de Educación apeló a la responsabilidad de los alumnos en todas las acciones relacionadas con el ciberespacio y a la posibilidad de que los propios menores sean capaces de trasmitir esa formación a sus compañeros y a sus familias.