El Centro Joven de Guijuelo finaliza el programa escolar que ha llegado a más de medio millar de alumnos

Actividad realizada ayer con los alumnos de Infantil del CEIP Filiberto Villalobos. /WORD
Actividad realizada ayer con los alumnos de Infantil del CEIP Filiberto Villalobos. / WORD

'La increíble historia de un príncipe y una princesa' sirvió ayer para estructurar dinámicas que buscan la eliminación de los estereotipos

REDACCIÓN / WORDGUIJUELO

Los alumnos de Infantil del CEIP Filiberto Villalobos de Guijuelo eran los encargados en la mañana de ayer de cerrar el ciclo de actuaciones del Centro Joven en los centros escolares para el curso 2018-2019.

Trabajar la corresponsabilidad o fijar conceptos como el de la toma de propias decisiones eran solo algunos de los objetivos marcados por el Centro Joven de Guijuelo que en su trabajo con los más pequeños han utilizado diferentes dinámicas teatralizadas y de juego.

«Esta mañana hemos trabajado con un cuento teatralizado que bajo el título de 'La increíble historia de un príncipe y una princesa' servía de base para trabajar la educación en igualdad», explicaba Sara García.

Tanto ella como sus compañeras Ana Aveleira, Sara Revilla y Natalia García se encargaban ayer de realizar las últimas sesiones en las que más de una treintena de niños trabajaban estos conceptos de forma lúdica.

Con el cuento teatralizado se enseñaba como cada uno puede descubrir dentro de sí mismo sus propios gustos personales y cómo eso se puede hacer en igualdad, sin condicionantes externos; mientras que con una actividad basada en un gran mural denominado '¿Quién hace qué?' los alumnos trabajaron también la corresponsabilidad en el hogar.

«Con el cuento, que es de producción propia, lo que buscamos es desmontar estereotipos y con la segunda actividad lo que pretendemos es que se impliquen en las tareas del hogar», explicaba la coordinadora de Juventud, recalcando que además los propios chicos hacen una manualidad que consiste en un espejo con el lema 'Yo soy una persona bonita' y acaban la actividad bailando con la canción 'Cosquillas'.

A lo largo de estos meses, desde el pasado mes de noviembre, «hemos trabajado con más de medio millar de alumnos de Guijuelo aspectos como la igualdad, la educación emocional o el ciberacoso, entre otros», añadía Sara García, en una jornada en la que se daban por finalizadas estas actuaciones.