El Centro Intercultural Baraka traslada al barrio de San Vicente su actividad

Usuarios del centro Baraka de Cáritas. /WORD
Usuarios del centro Baraka de Cáritas. / WORD

Este recurso de Cáritas se ubicará en un edificio cedido por la fundación Amelia Fernández

REDACCIÓN / WORDSALAMANCA

El Centro Intercultural Baraka ha trasladado sus dependencias. Desde esta misma semana, la actividad de este recurso de Cáritas Diocesana de Salamanca se realiza en el número 13 de la calle San Narciso, en el barrio de San Vicente, en un edificio cedido por la fundación Amelia Fernández.

En este nuevo emplazamiento se mantendrán las mismas actividades que se llevaban a cabo en la anterior sede de Baraka, el edificio de Sotomayor en la calle Rosario.

El centro intercultural de Cáritas nació en el año 1998 y ha pasado por varios emplazamientos desde entonces. En marzo de 2017 fue reconocido como Centro Integral de Inmigración por la Junta de Castilla y León. Este recurso de Cáritas Diocesana de Salamanca trata de favorecer la integración de las personas inmigrantes desde el respeto y el diálogo entre las distintas culturas.

En el centro se realiza un servicio de atención, información y asesoramiento, así como de formación y aprendizaje y participación y sensibilización. Durante las tardes se imparten clases de lengua y cultura españolas y de preparación de exámenes de acceso a la nacionalidad y se realizan talleres de participación intercultural (cocina, costura, inglés, bailes latinos, informática). De igual modo, se ofrece apoyo al estudio y actividades de tiempo libre con los niños y niñas. En general, Baraka es un espacio de encuentro y conocimiento en el que tampoco faltan las celebraciones festivas propias de cada cultura o las excursiones, charlas y tertulias que favorecen una mejor integración.

Así, en 2018 por el servicio de Acogida de Baraka pasaron 310 personas, mientras que 149 participaron en las clases de alfabetización y 197 en los mencionados talleres que se imparten.

Asimismo, 278 personas formaron parte de las actividades interculturales y 88 niños y jóvenes acudieron a las clases de apoyo al estudio, mientras que 100 personas participaron en atenciones relacionadas con el empleo. Finalmente, desde Baraka se coordina el proyecto Intercultura2, que se realiza en los centros de Educación Secundaria de Salamanca con el objetivo de sensibilizar a los adolescentes sobre la realidad de la inmigración en un mundo global.

 

Fotos

Vídeos