El Centro del Cáncer desvela un mecanismo molecular que previene la enfermedad inflamatoria intestinal

El doctor Felipe Pimentel-Muiños, director del equipo de investigación. /CIC
El doctor Felipe Pimentel-Muiños, director del equipo de investigación. / CIC

Fundamentalmente beneficiosa en los casos de la Enfermedad de Crohn y la Colitis Ulcerosa

REDACCIÓN / WORDSALAMANCA

Un equipo de investigación del Centro de Investigación del Cáncer (CIC) de Salamanca, dirigido por el doctor Felipe Pimentel-Muiños, acaba de publicar un trabajo en la revista 'Nature Communications' en el que desvela un nuevo mecanismo molecular que previene la enfermedad inflamatoria intestinal.

El trabajo del equipo dirigido por el doctor Pimentel-Muiños demuestra así que dos proteínas no relacionadas, como son la ATG16L1, implicada en la regulación de la autofagia celular, y la A20, que participa en el control de las reacciones inflamatorias, interaccionan físicamente entre sí y regulan mutuamente sus niveles de expresión y propiedades funcionales, informó el CIC de Salamanca.

El estudio revela que dicha interacción es crítica para la prevención de la inflamación intenstinal, puesto que la ausencia individual de cada una de las proteínas en el epitelio intestinal no causa ningún problema, pero su eliminación simultánea provoca una fuerte reacción inflamatoria espontánea asociada con la muerte de las células epiteliales y la degeneración del epitelio.

Así, la investigación concluye que la unión entre las dos proteínas controla sus respectivos niveles de expresión y capacidad para regular fenómenos importantes como la autofagia celular, las vías de señalización inflamatoria o la susceptibilidad de las células epiteliales a la muerte celular.

Este descubrimiento del CIC permite avanzar en la identificación del catálogo completo de los mecanismos moleculares que controlan la homeostasis del epitelio intestinal, cuya disfunción favorece la susceptibilidad a las enfermedades inflamatorias intestinales como la Enfermedad de Crohn o la Colitis Ulcerosa, de cara a realizar aproximaciones terapéuticas verdaderamente efectivas para prevenir y curar estas enfermedades.

El estudio ha sido financiado por el Ministerio de Ciencia Innovación y Universidades, la Junta de Castilla y León, los fondos europeos FEDER, la Fundación Solórzano y el Broad Medical Research Program, un programa científico de la fundación estadounidense 'The Broad Foundation / Crohn's and Colitis Foundation (CCF)' que está especializado en apoyar la investigación en las enfermedades inflamatorias intestinales.