Celebración de los mártires y rifa del marrano de San Antón en un mismo día

Miguel Ángel Luengo en uno de los renovados despachos de la Casa Consistorial. /M.J. GUTIÉRREZ
Miguel Ángel Luengo en uno de los renovados despachos de la Casa Consistorial. / M.J. GUTIÉRREZ

El alcalde, Miguel Ángel Luengo, desgrana las actividades que se celebrarán en el municipio serrano el próximo sábado

MARÍA JESÚS GUTIÉRREZ / WORDLA ALBERCA

Que los meses de enero y febrero están llenos de celebraciones en la provincia de Salamanca es algo indudable, pero aún más si cabe en el municipio de La Alberca donde aparte de las fiestas que se celebran en la mayor parte de localidades, este pueblo serrano cuenta con sus tradiciones propias que deben encajarse en el calendario para que no se pisen unas a otras.

Así, hoy el municipio celebrará la festividad de San Antonio Abad, con la bendición de animales incluida, pero no será hasta el sábado cuando se lleve a cabo la rifa del marrano de San Antón ligada a esta fiesta, puesto que desde hace ya numerosos años el Ayuntamiento decidió celebrar este acto el sábado más cercano al 17 de enero y convertirlo en una fiesta que atrajera al turismo.

En esta ocasión, la celebración de la rifa compartirá protagonismo con la festividad de los Santos Mártires, San Fabián y San Sebastián ya que aunque es el día 20, domingo, «este año hay que adelantar los actos religiosos ya que el domingo hay Minerva y ésta solo se cambia cuando coincide con la fiesta mayor del pueblo, con la festividad de Nuestra Señora del 15 de agosto», explica el alcalde, Miguel Ángel Luengo, quien recuerda que La Alberca celebra siempre la Minerva el tercer domingo de cada mes y tiene preferencia sobre el resto de actos religiosos del pueblo.

De esta forma, ambas celebraciones tendrán lugar el mismo día, pero eso no es impedimento para que vecinos y visitantes puedan participar en ambos eventos, ya que la celebración eucarística se ha adelantado y será a las 11:30 horas; y a partir de que acabe dará comienzo la fiesta de la rifa del marrano de San Antón.

Desde las nueve de la mañana, añade el primer edil, habrá gente en la plaza preparándola para la fiesta, colocando las hogueras, los distintos puestos... pero no será hasta las 12:15 horas, aproximadamente, cuando haya un buen ambiente y comiencen todas las actividades preparadas, como las demostraciones folclóricas, que volverán a contar con Leopoldo Hernández 'Poldo', varios tamborileros y un buen número de danzadores, o la animación de la mano de Cateja Teatro, que interpretará leyendas sobre la matanza y sobre San Antón, entre otras.

La rifa del marrano está prevista para las 13:30 horas, momento en el que el padrino, que este año es el naturalista Joaquín Araujo, extraiga en el balcón del Ayuntamiento la papeleta ganadora con el marrano de San Antón, un cerdo que lleva vagando por La Alberca desde el 13 de junio, festividad de San Antonio de Padua, cuando fue bendecido y pesaba 17 kilos. «Ahora pesa ya 160 kilos», añade Miguel Ángel Luengo, quien agradece públicamente la colaboración de Embutidos Fermín, empresa que cada año dona el cerdo al pueblo y que da la oportunidad al ganador de cambiar el marrano por un lote de productos si no se lo quiere llevar para hacer la matanza. Y también se encarga de editar las papeletas para la rifa, de las que se han hecho 4.000, las cuales están a la venta desde el pasado mes de agosto.

El dinero que se obtenga de dichas papeletas, que tienen un precio de un euro cada una, se destinará este año a la Asociación Salmantina de Lupus, a petición de un grupo de vecinos de La Alberca afectados con esta enfermedad. Todas las personas que quieran colaborar con este colectivo aún pueden hacerlo porque el sábado, antes de la rifa, se podrán adquirir las papeletas en la Plaza, las cuales están a la venta en los comercios y establecimientos del municipio serrano pero también la propia asociación cuenta con un número importante de ellas para hacerlas llegar a sus colaboradores.

Por otro lado, el alcalde también quiere agradecer la colaboración inestimable de las empresas y vecinos de La Alberca, que hacen posible esta celebración, ya que las cárnicas se encargan de donar los productos que se degustarán ese día y los restaurantes de cocinarlos; y todos ponen su granito de arena para que los asistentes pasen un buen día. No olvida el primer edil agradecer a «las gentes de La Alberca que sientan esta tradición como suya, una tradición que tiene un gran tirón, incluso en Corea del Sur» y es que esta misma semana una televisión de dicho país ha estado grabando un reportaje sobre esta tradición tan arraigada, que es «una de las señas de identidad del municipio» y que lleva 30 años consecutivos realizando la rifa públicamente y con una finalidad solidaria, como recuerda el alcalde.

 

Fotos

Vídeos