CCOO denuncia la situación alarmante en los centros de servicios sociales de la Junta

Manuel Ángel González y José Antonio Casado./SERNA
Manuel Ángel González y José Antonio Casado. / SERNA

El sindicato afirma que no hay personal suficiente para cubrir las necesidades asistenciales en verano y se pone en riesgo la atención a las personas vulnerables

ROSA M. GARCÍA / WORDSALAMANCA

De «alarmante» calificó CC OO la situación de los centros de atención a personas de la Junta dependientes de la Gerencia de Servicios Sociales; centros como la residencia de San Juan de Sahagún y el CAMP en Salamanca o el Campico de Bejár «Es la propia Junta la que deteriora de forma preocupante los propios centros», afirmó Manuel Ángel González, secretario general de la Sección Sindical de CC OO de la Junta en Salamanca. En verano «se agudiza la crisis, ya que no hay personal suficiente para cubrir las necesidades asistenciales» y además «de dar vacaciones dónde la empresa lo considera oportuno, no sustituyen al 100% al personal, en el mejor de los casos al 70%, y una reducción del 30% para atender a personas vulnerables es una falta de respeto», que roza ya el «maltrato institucional».

Para CC OO, la situación es «crítica» y fruto «de la mala gestión de la Junta». Así, González explicó que las bolsas de empleo existentes están casi agotadas y se regulan por normas de 2007, que se iban a convocar en 2018, pero «no se hizo nada, se ha dormido en los laureles» y los centros «están sin médicos, enfermeras, terapeutas, cuidadores...». CC OO ha instado a la Junta en «reiteradas ocasiones» a que convoque urgentemente las bolsas que faciliten la contratación de sustituciones en verano para mantener la calidad del servicio y generar empleo, pero «ahora tiene serias dificultades para contratar».

«Es una irresponsabilidad haber abandonado así la gestión de personal» que «deteriora y dinamita un servicio público». Es algo que «no se sostiene por ninguna parte». Denunció, además, que la Junta «no valora los méritos» de esos profesionales al igual que a los de los servicios sanitarios, y «llega junio y quiere contratar, pero si tienen otras opciones, se van a otros lados».

La situación está ocasionando , informó, un aumento de denuncias en los centros, «por el ambiente de trabajo, no se llega a todas las personas, casi doblan turnos, renuncian a sus vacaciones, tienen muchos problemas de salud», etc. También está la alta interinidad, con una media de 10 años y hay centros con plantillas por encima del 60% de interinidad. A esto hay que añadir las 35 horas semanales, que la Junta aplica desde junio, pero en Servicios Sociales no, y es una «discriminación». «La Junta está quemando a su personal», afirmó.

José Antonio Casado, delegado sindical de CC OO en Servicios Sociales de la Junta, quiso dejar claro que en los cuatro meses de verano los centros «tienen los mismos usuarios y mismas necesidades, pero los trabajadores disminuyen y no se sustituyen al 100%». Además, es «un empleo precario» y la situación en algunos centros «está al límite». Quiso dejar claro que no piden más plantilla, sino mantenerla y hacer las sustituciones. La plantilla de la Gerencia es de 583 trabajadores.