La Casa Consistorial se convierte en un gran museo de arte contemporáneo

Autoridades y artistas junto a la obra ‘Silencio’ que cuelga del techo y las serigrafías que están en las paredes. /M.J. GUTIÉRREZ
Autoridades y artistas junto a la obra ‘Silencio’ que cuelga del techo y las serigrafías que están en las paredes. / M.J. GUTIÉRREZ
SANTA MARTA DE TORMES

Autoridades y artistas asistieron ayer a la inauguración de esta nueva iniciativa que pone al municipio en la vanguardia del arte

M. JESÚS GUTIÉRREZ / WORDSANTA MARTA DE TORMES

Numerosas autoridades quisieron ayer ser testigos de la apuesta que el Ayuntamiento de Santa Marta de Tormes ha hecho por el arte contemporáneo y arroparon a la Corporación municipal durante la inauguración del museo creado dentro de la propia Casa Consistorial. El rector de la Universidad de Salamanca, Ricardo Rivero; el presidente de la Diputación, Javier Iglesias; el subdelegado del Gobierno, Antonio Andrés Laso; el delegado territorial de la Junta en Salamanca, Bienvenido Mena; o el concejal de Salamanca Julio López, fueron algunos de ellos.

Fue un acto que el alcalde de Santa Marta de Tormes, David Mingo, describió como «el comienzo de un cambio importante para nuestra localidad». Un cambio que se produce de la mano de la Universidad de Salamanca a través del Instituto Universitario de Investigación en Arte y Tecnología de la Animación. Con ellos se ha iniciado un camino que «se ha convertido en un reto», así como en «un proyecto muy ambicioso, basado en el arte moderno», en el que juega un papel importante la colección que ayer se presentaba, que está compuesta por 80 serigrafías de 37,5x40 centímetros, firmadas por 45 autores de gran prestigio nacional e internacional que estarán en el Ayuntamiento, tras visitar varios países, hasta 2043, es decir, 25 años. Junto a ella, varias obras de gran formato, como la escultura de Antonio Navarro titulada ‘Silencio’ que cuelga del techo del hall; ‘El muro Big Data’ de Concha Sáez que está en el salón de plenos; o ‘Naturaleza Salvaje’ de Pepe Fuentes, expuesta en la primera planta.

Asimismo, Mingo quiso señalar que a través del arte, el Ayuntamiento participará en los actos del VIII Centenario de la Universidad con la muestra ‘Gastronomía y Naturaleza’, colección de 50 grabados de 25 artistas que tras viajar a diferentes países como Portugal, México, Panamá, Colombia y Perú, volverá a Santa Marta para quedar expuesta definitivamente en la Escuela Municipal de Hostelería. Lugar donde se encuentra el grabado más grande de España, diseñado por José Fuentes especialmente para ese lugar con unas dimensiones de 4x3 metros que sirve de homenaje al jamón y el hornazo.

Todo ello forma parte de un «reto bonito y muy ambicioso», en el que se incluye la puesta en marcha del Museo de la Moto, que contará con 50 joyas cedidas por Alfonso Serrano con un valor de unos 400.000 euros; y una apuesta decidida por el «arte urbano, el arte de calle», con el proyecto ‘La llegada del color’ de Daniel Martín, formado por cuatro obras murales de gran formato: ‘Descubrir el arte’, ‘Navegar’, ‘Una mirada distinta’ y ‘La Cueva’.

Además, Mingo se refirió «a una de las joyas de nuestra corona, la isla del Soto», a la que se ha dedicado «mucho trabajo, mucha dedicación y mucha insistencia para lograr poner en valor un espacio único por sus características de isla fluvial», que es «uno de los espacios naturales más importantes de Castilla y León».

El rector de la Usal también tomó la palabra y destacó dos ideas del acto que tenía lugar ayer: la participación y colaboración de instituciones públicas y privadas; y la capacidad de la Universidad de innovar y apuntar al futuro sirviendo a la sociedad.

El presidente de la Diputación, por su parte, hizo hincapié en la identidad de los municipios, identidad que en el caso de Santa Marta viene marcada porque está a la vanguardia del Medio Ambiente, con la isla del Soto; de la hostelería, con su escuela; y ahora, también del arte.

Por último, José Fuentes, director del Instituto de Investigación en Arte y alma mater e ideólogo de lo que ayer se podía contemplar, explicó que el instituto tiene dos directrices claras: investigar dentro del campo artístico y difundir esa investigación y compartirla con los demás, parte en la que han encontrado un aliado en Santa Marta, donde se ha realizado una primera fase de un proyecto que enlaza con otro que se está desarrollando en Guarda, porque «la creación artística es transfronteriza» y el trabajo de la Usal «debe trascender a la sociedad», afirmó, para concluir que este proyecto representa «el compromiso de seguir haciendo cosas por la sociedad».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos