Carnero apuesta en Salamanca por la bioseguridad para combatir a la peste africana

Carnero, junto con el presidente de Anaporc,Eduardo González y el delegado de la Junta, Eloy Ruiz./ICAL
Carnero, junto con el presidente de Anaporc,Eduardo González y el delegado de la Junta, Eloy Ruiz. / ICAL

El consejero de Agricultura destaca que el «éxito» de las exportaciones porcinas es fruto del trabajo de productores, ganaderos, asociaciones y administraciones

ICALSALAMANCA

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural de la Junta de Castilla y León, Jesús Julio Carnero, aseguró ayer que en su Consejería están «ocupados» en «seguir la senda de bioseguridad y cumplimiento de la normativa medioambiental» para combatir la peste africana en el sector porcino.

«¿Preocupados? Estamos ocupados sobre todo», explicó Carnero al ser preguntado sobre las medidas tomadas para evitar la propagación de esta enfermedad en la población del cerdo de Castilla y León, asegurando que «las medidas que se están llevando a cabo a lo largo del tiempo, y el éxito de las exportaciones, es fruto del conjunto de acciones que estamos haciendo desde el sector», en relación a la labor de productores, ganaderos, asociaciones, servicios de veterinarios y las propias administraciones públicas.

Carnero realizó estas declaraciones antes de participar en la inauguración del XL Congreso de la Asociación Nacional de Porcinocultura Científica (Anaporc), donde se hablará «desde un punto de vista científico-técnico» de un sector, el porcino, «fundamental en España, Castilla y León y Salamanca».

«El sector porcino es fundamental en España, en Castilla yLeón y en Salamanca»

Y es que, tal y como recordó el consejero, «España es el primer productor de la Unión Europea y el tercer productor a nivel mundial» de porcino, que también se sitúa como «el primer sector ganadero en Castilla y León, el primero en número de explotaciones en Salamanca y por número de censo en Segovia». Además, el porcino es «el segundo sector» de entre los que contribuyen al agroalimentario en la región, puesto que representa el 17 por ciento frente al 22 por ciento del cereal.

«Estas magnitudes nos dan una imagen de la dimensión que tiene el sector porcino, un sector muy dinámico, al alza y pujante», continuó Carnero, explicando que ahora el sector «tiene una serie de retos importantes» entre los que situó la normativa medioambiental y «la obligación de reducir la huella medioambiental», algo en lo que aseguró que tienen que estar implicados «todos: productores, ganaderos y las administraciones».

También se refirió a la normativa sanitaria y «su cumplimiento» como reto pero, a la vez, causa del «éxito en los niveles de exportación» del porcino de Castilla y León, que «ha doblado las exportaciones y está por encima de la media nacional gracias al esfuerzo que productores y ganaderos están realizando para que esto sea así».

Un millón de euros para 21 proyectos

Por último, el consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural consideró que hay que «seguir apostando por algo fundamental y esencial como la innovación y la investigación». En ese sentido situó los 21 proyectos que la Junta de Castilla y León, a través de Itacyl, tiene en marcha por una inversión de un millón de euros.

Los proyectos están «dedicados al sector porcino» y su objetivo es lograr «una mejor utilización tecnológica en el tratamiento de purines y en la reproducción de los animales», así como la «reducción de los costes de alimentación y del uso de antibióticos», ayudando y complementando «la acción que realizan nuestros productores en este sentido», explicó el titular de la Consejería de Agricultura y Ganadería.