El Carnaval mirobrigense recuperará los festivales taurinos con tres toreros y un novillero

Integrantes de la Comisión del Carnaval constituida ayer./S.G.
Integrantes de la Comisión del Carnaval constituida ayer. / S.G.

Ayer se constituyó la comisión encargada de la organización de la fiesta que la próxima semana visitará ganaderías

S.G.CIUDAD RODRIGO

El Carnaval del Toro 2020 ha comenzado oficialmente a rodar. Ayer quedó constituida la comisión que se encargará de todos los aspectos relacionados con este fiesta, desde el capítulo de instalaciones hasta la parte cultural y, sin duda, por ser la base de la fiesta, el aspecto taurino.

El presidente de la Comisión del Carnaval, elegido por unanimidad, será Ramón Sastre, que en esta primera sesión marcó las líneas de trabajo. Hay cuestiones que parece que se tienen claras y en el caso de los festivales «intentaremos volver a festejos con tres toreros y un novillero dos tardes, otra será una novillada y una más para el Bolsín». La idea es que el triunfador del Bolsín actué en una de esas tardes de «figuras». De momento trata de evitar los nombres, «es pronto», por lo que habrá que esperar a que se vayan dando más pasos.

La próxima semana comenzarán las visitas a ganaderías y para este apartado el Consistorio contará con tres veedores: Sergio Blanco, José Luis Ramos y Juan José García, todos profesionales de Ciudad Rodrigo y que ya han colaborado con esta comisión en otras ediciones. «Esas visitas se comunicarán con tiempo al resto de concejales de la comisión, no la noche antes», dejó caer el presidente.

Sastre advierte que «de forma prioritaria, si se ajusta en precio y necesidades, queremos contar con ganaderías de aquí, el entorno o la provincia y si no cuadra, saldremos fuera». Esta misma teoría es aplicable para los pastores o directores de lidia.

Sastre se decanta, igualmente, porque sea el Ayuntamiento el que actúe como empresa de cara a esos festejos taurinos pero «la gestión puede ser del Ayuntamiento o de una empresa, no descartamos nada, pero defendemos que sea la comisión la que lleve y coordine la organización».

De igual modo, otro de los compromisos que tiene adquirido el equipo de Gobierno, porque así se reflejaba en su programa electoral, tiene que ver con el encierro del sábado a mediodía y en el que tradicionalmente se corren tres toros. La propuesta es elevar el número hasta cinco y que se sumen los dos astados de la capea del viernes por la noche.

El de ayer fue solo un primer paso, una especie de declaración de intenciones; por delante vienen meses de mucho trabajo pues además tendrán que pensar en el encierro a caballo, en la parada de bueyes, organización de bailes, disfraces o la instalación del propio coso.

Otro de los aspectos que «preocupa» a la comisión es la seguridad en la carpa que se instala en la zona de Bolonia con motivo de las fiestas y que tendrán que volver a sacar a licitación. Apesar de que se cuenta con guardias de seguridad ha habido años que debido al volumen de gente se han dado ciertos problemas aunque el edil reconoce que «el año pasado no estuvo mal».