Carbayo promete desbloquear la reforma de la plaza de Los Bandos con más zonas verdes

Imagen de la plaza de Los Bandos de la capital salmantina. /MANUEL LAYA
Imagen de la plaza de Los Bandos de la capital salmantina. / MANUEL LAYA

Ciudadanos sepultó el proyecto de Mañueco y ahora deberá consensuar con el PP los contenidos de la futura rehabilitación

RICARDO RÁBADE / WORDSALAMANCA

La ansiada remodelación de la céntrica y deteriorada plaza de Los Bandos –una de las grandes asignaturas pendientes urbanísticas de la pasada legislatura que no cristalizó y que desencadenó tensiones y rifirrafes dialécticos entre el PP y los partidos que se alineaban entonces en las trincheras de la oposición municipal– retorna al primer plano de la actualidad informativa, justo cuando apenas han transcurrido poco más de dos semanas desde el arranque de la nueva legislatura. Lo hizo ayer de la mano de alcalde de la ciudad, Carlos García Carbayo, quien desveló, al ser preguntado por los periodistas durante la mediática presentación del proyecto de acondicionamiento de la Cañada de La Aldehuela, sus firmes intenciones de acometer en la presente legislatura, con un Gobierno bipartito PP-Ciudadanos gestionando el Ayuntamiento de Salamanca, la reforma de una de las plazas más emblemáticas de la ciudad.

El regidor municipal fue contundente a la hora de expresar «la voluntad decidida» del actual equipo de gobierno de «desbloquear la reforma de la plaza de los Bandos», un proyecto que lleva sobre la mesa desde la pasada legislatura. Ante la insistencia periodística, el alcalde recalcó que «seguro que en esta legislatura se va a acometer esa reforma».

El alcalde derrochó sinceridad cuando reconoció que dicha plaza precisa de «muchos arreglos», poniendo en evidencia de esta forma el progresivo y alarmante deterioro que viene arrastrando el ágora de Los Bandos desde hace años.

Los arreglos permitirán mejorar la accesibilidad y las redes de agua y se plantarán más árboles

Por ello, Carbayo adelantó que los arreglos que se llevarán a cabo incluirán mejoras en la accesibilidad a la plaza y en las redes de agua, además de una posible ampliación de los espacios peatonales. Las intenciones del equipo municipal de gobierno comprenden también la incorporación de más vegetación y la habilitación de alumbrado artístico. «Hacen falta más zonas verdes y más árboles», sentenció el alcalde. Por ello, avanzó que «habrá noticias» próximamente en este sentido e indicó que «presentaremos un plan para, de una forma definitiva, desbloquear la reforma de la plaza de los Bandos», aunque no concretó plazos en relación a todo ello.

La restauración de Los Bandos supera el ámbito estrictamente urbanístico, dado que a lo largo de estas dos últimas décadas se ha visto salpicada por connotaciones políticas que han influido negativamente en que el proyecto tomara forma y se materializara finalmente. Después del polémico y controvertido empeño de Julián Lanzarote durante sus años de gestión al frente de la Alcaldía salmantina de construir un 'parking' subterráneo en la plaza , Alfonso Fernández Mañueco sorprendió a la opinión pública presentando en octubre de 2016 un ambicioso proyecto de reforma de la plaza, que suponía, de hecho, una transformación casi completa de la misma. El proyecto que abanderó el entonces alcalde de Salamanca provocó un aluvión de reprobaciones de diferentes sectores, procedentes tanto del PSOE como de la asociación Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio, quienes coincidieron en denunciar que el proyecto eliminaba de forma agresiva buena parte de los árboles y espacios verdes existentes, favoreciendo el predominio del granito, aseveraciones que desmintió el Partido Popular.

Sin embargo, la lluvia de críticas obligó a Mañueco a rectificar y a paralizar el proyecto, acordándose posteriormente la constitución de un grupo de trabajo en el seno del Consistorio, con el fin de que éste fijase los ejes que vertebrarían la restauración de la plaza y su nueva fisonomía.

Al frente del grupo de trabajo se situó el anterior portavoz de Cs, Alejandro González Bueno, quien manifestó, después de celebrarse en mayo la sesión constitutiva del grupo de trabajo, que se iba «a partir de cero» y no se tendría en cuenta «para nada» el proyecto que auspició Mañueco. Además, la nueva comisión, de la que formaron parte representantes de los grupos municipales, de la Junta de Castilla y León y del Ministerio de Cultura, se comprometió a que el proyecto sería redactado por técnicos del área de Ingeniería civil del Consistorio y no por un equipo externo.

Con el paso de los meses el grupo de trabajó dejó de reunirse y no se cosecho ningún avance. Por si fuera poco, la moción que presentó el PSOE en el pleno municipal de diciembre de 2018 para iniciar con carácter urgente la reforma de Los Bandos fue rechazada por populares y naranjas. El PP alegó entonces que la moción socialista solo pretendía poner «parches» y «remiendos» a la plaza.