La capital y la provincia registran los incendios menos gravosos de España

Imagen de archivo de un incendio en la capital salmantina. /WORD
Imagen de archivo de un incendio en la capital salmantina. / WORD

El coste de los daños que ocasiona un fuego en un inmueble se sitúa en 499 euros en la ciudad y en el territorio provincial son 786 euros

RICARDO RÁBADE / WORDSALAMANCA

La Asociación Empresarial del Seguro (UNESPA) acaba de publicar un jugoso y pormenorizado informe, donde dirige su mirada hacia los incendios, en concreto, hacia el coste económico derivado de estos siniestros. El extenso estudio, que está repleto de una marabunta de datos y porcentajes, traza una certera y detallada radiografía del sector y, curiosamente, Salamanca aparece mencionada especialmente en los datos confeccionados por las aseguradoras, referidos tanto a la capital del Tormes como al conjunto de la provincia.

Cada año el seguro desembolsa 525 millones de euros en España para reparar los daños ocasionados por incendios en algún tipo de inmueble, ya sea una vivienda, un edificio, un comercio o una fábrica. Ésta es una de las conclusiones que presenta este informe, bautizado bajo la denominación ' ¡Fuego! El seguro y los incendios' recién publicado por Estamos Seguros, la iniciativa de divulgación del valor social del seguro emprendida por UNESPA.

Pues bien, Salamanca es el municipio español de más de 75.000 habitantes que registra los incendios menos graves desde el punto de vista estrictamente económico, dado que el coste medio de un incendio en un inmueble de la capital del Tormes se sitúa en exactamente 499 euros, lo que supone un 74,10% menos en comparación con la media española. Las Rozas (Madrid), con una indemnización media de 11.684 euros; Alcalá de Guadaíra (Sevilla), con 7.074 euros; y Manresa (Barcelona), con otros 4.930 euros son lo municipios españoles que presentan los incendios más gravosos. En el extremo opuesto, las ciudades con percances menos importantes son, además de Salamanca con los 499 euros mencionados anteriormente, la vecina Valladolid, con 692 euros; y San Sebastián de los Reyes (Madrid), con 714 euros.

Una tendencia exactamente idéntica se vislumbra si la lupa estadística se pone sobre el conjunto de las provincias españolas. La factura media de un incendio en el conjunto de la provincia salmantina asciende a solo 796 euros, siendo también la provincia menos gravosa en este sentido. Albacete con 902 euros y Ciudad Real con 933 son las provincias que acompañan a Salamanca en las posiciones más bajas de este extenso listado. Por el contrario, en Huesca la factura por un incendio se dispara, por sorprendente que pueda resultar, hasta los 6.823 euros, es decir, nueve veces más que en Salamanca.

En segunda posición aparece la provincia de Lérida (5.269 euros), en el tercer peldaño emerge Santa Cruz de Tenerife (5.128 euros), mientras que Palencia es cuarta (4.756) y quinta es Segovia con 4.588 euros.

UNESPA resalta que gracias a la acción diligente de los asegurados, los servicios de extinción y las medidas de prevención adoptadas, la factura media de un incendio en España es de 1.929 euros.

Riesgos

Capítulo aparte es el riesgo de que se desencadene un fuego. El informe también arroja luz en este sentido. Los inmuebles más susceptibles de sufrir un incendio son los situados en Vizcaya. Allí la probabilidad de que una propiedad sea dañada por las llamas es el triple –un 191,3% más– que la del conjunto de España. Le siguen Toledo (+60,8%) y, curiosamente Salamanca (un 59,5% más por encima de la media española, figurando en el tercer puesto de este elenco.

En el otro extremo de la balanza se aposentan Almería, con un 51% menos de probabilidades de que suceda un incendio respecto a la media española, Ceuta con un 61% menos y finalmente Santa Cruz de Tenerife, que se configura en este apartado como la más segura, con un 66% por debajo de la media nacional.

Otro elemento a valorar es la magnitud de los incendios. Por magnitud se entiende la relación entre los capitales asegurados en el inmueble (continente y contenido) y el coste del incendio. Una magnitud del 100% vendría a suponer, pues, una destrucción total del inmueble y de lo que había en su interior.

UNESPA apunta en su investigación que, exactamente igual que las altas probabilidades de incendio son cosa del pasado, también lo es la generalización de magnitudes elevadas. Por mucho que la imagen que todo el mundo tiene de un incendio es que sea un hecho devastador que destruye por completo un edificio, una casa o una fábrica, lo cierto es que la gran parte de los incendios son menos virulentos. A partir de los datos estadísticos computados, cabe deducir, de hecho, que algo más del 95% de los incendios tiene una incidencia menor del 10% del valor combinado del continente y el contenido. Salamanca aparece por este concepto en una posición intermedia, con un 8,45% más de magnitud en relación a la media española. Quien se lleva la palma en este caso es otra provincia de nuestra Comunidad Autónoma, como es Palencia con un 882% más.

UNESPA es la Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras. La asociación fue fundada en 1977 y representa a más de 200 compañías que juntas abarcan el 96% del negocio en España. Estas entidades facturan cada año 60.000 millones de euros, o lo que es lo mismo, cerca del 5,3% del Producto Interior Bruto (PIB) nacional. El seguro, según destaca la asociación, es una industria que resuelve cada día una media de 140.000 imprevistos.