Caja Rural y Reina Kilama renuevan su acuerdo para reforzar la apicultura

Santiago Canete y Ernesto Moronta,tras la firma del acuerdo./ARRANZ / ICAL
Santiago Canete y Ernesto Moronta,tras la firma del acuerdo. / ARRANZ / ICAL

La entidad financiera «aporta su granito de arena» para promover el cooperativismo y tratar de evitar la despoblación rural

ICAL

Caja Rural de Salamanca firmó ayer un acuerdo de colaboración con la Sociedad Cooperativa Reina Kilama, destinado a la promoción y la difusión de la labor de la cooperativa apícola en la provincia. El presidente de la entidad, Ernesto Moronta, destacó la importancia de este tipo de acuerdos, para lograr que las cooperativas de la zona lleven a cabo acciones encaminadas a la digitalización para evitar la despoblación de los núcleos rurales y conseguir así el asentamiento de la población joven.

Se trata de pequeños impulsos por los que apuesta Caja Rural de Salamanca para «aportar su granito de arena» y ver crecer el cooperativismo así como conseguir ese relevo generacional «que tanta falta hace», destacó el presidente de la entidad.

Por su parte, el presidente de la Cooperativa Reina Kilama, Santiago Canete, agradeció este tipo de ayudas y confianza depositada para «seguir creciendo en la misma línea». Asimismo, subrayó la importancia de renovar este convenio en 2019, cuando se cumplen 20 años de trabajo en el sector apícola. Alabó también la apuesta de Caja Rural desde el principio en la cooperativa, que permite cubrir las necesidades.

Reina Kilama está ubicada en San Miguel de Valero, en una zona de riqueza floral de la Sierra de Francia, que permite obtener productos de «primera calidad». Esta Sociedad Cooperativa está entre las primeras productoras de miel natural de España y es la mayor productora de polen de abeja en Europa.