La caída de Rajoy dejó en el Congreso 50 preguntas sin responder sobre Salamanca

María Jesús Moro (PP), José Antonio Bermúdez de Castro (PP)./
María Jesús Moro (PP), José Antonio Bermúdez de Castro (PP).

Las interrogantes abiertas sobre la limpieza del Tormes, las líneas férreas, la A-62 y los efectivos de la Policía y la Guardia Civil no recibieron contestación

RICAROD RÁBADE / WORDSALAMANCA

La vertiginosa e inesperada defenestración del Ejecutivo de Mariano Rajoy Brey, acaecida y escenificada el pasado 1 de junio en el Congreso de los Diputados por la contundente moción de censura abanderada por el PSOE y refrendada por un variado elenco de fuerzas políticas, que catapultó a la Presidencia del Gobierno a Pedro Sánchez Castejón, dejó arrinconadas en los cajones de los despachos del hemiciclo de la Carrera de San Jerónimo varios miles de preguntas sin contestar formuladas por los parlamentarios al Ejecutivo del PP a lo largo de esta duodécima legislatura. De esa extensa relación, cerca de medio centenar de interpelaciones estaban ligadas directamente con la realidad de la provincia salmantina y su particular problemática.

La práctica totalidad de estas aproximadamente 50 dudas que el Gobierno del PP no pudo esclarecer finalmente, al ser desbancado de forma fulminante de la cúpula del poder, fueron presentadas por el único diputado del PSOE por la provincia de Salamanca, David Serrada. En cambio, las interrogantes y demandas de solicitud de información que plantearon los tres parlamentarios salmantinos del PP que se sientan en las butacas del Congreso –José Antonio Bermúdez de Castro, María Jesús Moro y Bienvenido de Arriba– si fueron respondidas por el anterior Gobierno antes de su estrepitosa caída política del 1 de junio.

El anterior Gobierno sí contestó a todas las peticiones de datos de los diputados del PP

De los tres diputados del PP, el que más se mostró especialmente activo en este sentido fue José Antonio Bermúdez de Castro. De hecho, el pasado 18 de mayo –justo dos viernes antes de que Mariano Rajoy se despidiera en la Cámara Baja tras el durísimo varapalo que sufrió en la votación de la moción de censura– el Gobierno respondía por escrito a la pregunta que unos meses antes, concretamente el 23 de febrero, le había formulado Bermúdez de Castro en relación a la evolución que estaba presentado la demanda de viajeros de los trenes Alvia que comunican Salamanca con Madrid desde su entrada en funcionamiento el 17 de diciembre de 2015. Aquel 18 de mayo, el Gobierno estampaba su firma en la contestación a su correligionario salmantino y apenas dos viernes después el Ejecutivo del PP era derrocado.

Las cerca de 50 preguntas rubricadas por David Serrada que no fueron respondidas por el anterior Ejecutivo abordan cuestiones de especial importancia para la provincia de Salamanca. Por ejemplo, Serrada formuló al Gobierno varias cuestiones sobre las inversiones ejecutadas en la línea de ferrocarril Salamanca-Ávila desde el año 2011 o sobre si había alguna intención de recuperar el enlace ferroviario directo que comunicaba la capital salmantina con la vecina Zamora. Ninguna de estas preguntas fueron resueltas por el Gabinete que presidió Mariano Rajoy, aunque si bien es cierto que sí hubo réplica por escrito para una cuestión específica de Serrada sobre las actuaciones y las previsiones contempladas por el Gobierno para la línea férrea Salamanca-Ávila-Madrid. En cambio, al anterior Ejecutivo no le dio tiempo a arrojar luz y aportar datos concretos respecto a los contenidos de las interpelaciones del diputado socialista sobre el estado de los tramos de ferrocarril y de los edificios existentes en la Vía de la Plata en el intervalo comprendido entre Salamanca y Zamora.

Sin aclaraciones

Semejante destino ha tenido la batería de preguntas, concretamente cinco, que David Serrada remitió desde su escaño parlamentario al Gobierno sobre las inversiones desembolsadas desde el año 2011 para la limpieza y el mantenimiento de las aguas del río Tormes, sobre el plan de recuperación y arreglo de la pesquera de Tejares y sobre las causas que desencadenaron la reciente rotura del azud existente en el río en las proximidades del puente Enrique Estevan, así como sobre las posibles repercusiones medioambientales generadas.

Dos semanas antes de la moción de censura se informó sobre los viajeros del tren Alvia

Tampoco se supo nada sobre algunas de las informaciones oficiales que requirió Serrada en el Congreso sobre las dotaciones de plantilla con las que cuenta el Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil en Salamanca. Ello no fue óbice, por el contrario, de que antes del desplome del Gobierno del Partido Popular sí fueran publicadas las respuestas oficiales sobre el cuartel de la Benemérita existente en el municipio de Santa Marta de Tormes o sobre las previsiones de construir un nuevo acuartelamiento en esta localidad del alfoz.

También siguen en la lista de espera para ser respondidas dos demandas de información del PSOE sobre la lista de incidentes contabilizados en Salamanca desde el año 2011 relacionados con el uso de armas blancas y armas de fuego.

En materia de comunicaciones, todavía siguen sin obtener respuesta las solicitudes de David Serrada cuando instó al anterior Gobierno a que detallara las actuaciones que estaban previstas para evitar el tránsito de camiones cargados con combustible por el municipio de Castellanos de Moriscos, así como las sanciones impuestas por este concepto.

 

Fotos

Vídeos