El Café Corrillo echa el cierre

La clausura, tras 36 años de actividad, del icónico testigo del trasiego cultural de la urbe y punto de reunión de generaciones sacude las redes sociales

Fachada del Café Corrillo, tras su cierre definitivo./R. R.
Fachada del Café Corrillo, tras su cierre definitivo. / R. R.
RICARDO RÁBADE / WORD

Han sido 36 años de fecunda trayectoria profesional los que quedan atrás, pero también se dice adiós, no solo a uno de los negocios más renombrados nacional e incluso internacionalmente del sector de la hostelería salmantina, sino también a un fidedigno escenario de la vida social salmantina, especialmente en sus facetas estudiantil, universitaria y cultural. Se trata del popular y emblemáticoCafé Corrillo, que hace unos pocos días, en las postrimerías del mes de agosto, echó el cierre con carácter definitivo ante la sorpresa de salmantinos y foráneos. La inexorable llegada de la jubilación ha propiciado el fin de este local, donde se celebraron a lo largo de más de tres décadas conciertos de jazz y recitales memorables.

Los propietarios delCafé Corrillo se despidieron a través de las redes sociales hace unos escasos días, colgando un mensaje que ha generado gran conmoción entre los internautas. La proclama señala textualmente:«No llores porque ha terminado, sonríe porque pasó. De este modo nos despedimos de vosotros porque todo proyecto concluye. Ahora toca jubilación y descanso después de tantos, tantos momentos mágicos, de esfuerzo e ilusión que nos hizo vivir tan intensamente».

El CaféCorrillo abrió sus puertas en el año 1982 tomando el nombre, precisamente, de la plaza donde estuvo ubicado su primer emplazamiento.Justo al lado del café se aposentaba diariamente el incombustible poeta RemigioGonzález 'Adares', cuya imagen quedó asociada para la posterioridad al café.Años después el negocio abandonó su tradicional emplazamiento de la plaza delCorrillo para reabrirse en la calle Meléndez, donde ha permanecido a lo largo de estos últimos años.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos