El buen tiempo acompaña durante los actos religiosos y la comida popular en San Miguel de Valero

Procesión con la imagen de San Miguel Arcángel alrededor de la iglesia parroquial. /F.A. MARTÍN Y M.J. GUTIÉRREZ
Procesión con la imagen de San Miguel Arcángel alrededor de la iglesia parroquial. / F.A. MARTÍN Y M.J. GUTIÉRREZ

Hasta 650 raciones de paella se vendieron para celebrar por todo lo alto al patrón, San Miguel Arcángel

M. JESÚS GUTIÉRREZ / WORDSAN MIGUEL DE VALERO

Multitudinaria festividad de San Miguel Arcángel ayer en San Miguel de Valero, donde el buen tiempo animó a los vecinos y visitantes a echarse a las calles para honrar al patrón.

Varios tamborileros, tanto niños como jóvenes y adultos, fueron los encargados de abrir los actos de la mañana con un pasacalles que dio paso a la celebración de la eucaristía a la una de la tarde, amenizada por el coro local, tras la cual se llevó a cabo la procesión hasta la carpa donde, como es costumbre, los vecinos realizaron la ofrenda floral al patrón y el grupo de baile local El Arco le ofreció sus danzas, para continuar con la procesión alrededor de la iglesia y dejar la talla de nuevo en el templo.

Hoy continuarán las fiestas con nuevas actividades por la mañana y por la tarde

Acto seguido tuvo lugar la comida popular, para la que se habían vendido 650 raciones de paella, que se elaboró junto al edificio multiusos, lugar elegido, tanto el interior como el exterior, para degustar este plato, que los vecinos iban recogiendo tras guardar una larga fila. Muchos de ellos también optaron por recoger sus raciones y llevárselas para degustarlas en sus respectivas peñas o viviendas.

Fue un momento de confraternidad que estuvo amenizado por la charanga Manliao, pero que no ponía fin a la jornada, sino un punto y seguido, puesto que por la tarde se llevó a cabo una exhibición de cetrería y también los más pequeños contaron con diversos hinchables.

La jornada finalizó con la música del trío Ébano. Hoy continuarán las fiestas con nuevas actividades.