Besos y sonrisas inundan las puertas del Hospital para homenajear a los niños

Foto de familia de todos los participantes en el acto de ayer, niños, padres, profesionales sanitarios y voluntarios. /LAYA
Foto de familia de todos los participantes en el acto de ayer, niños, padres, profesionales sanitarios y voluntarios. / LAYA

En el Día Nacional del Niño Hospitalizado, que se celebra simultáneamente en 200 hospitales de toda España, en el centro salmantino había 35 niños ingresados

ROSA M. GARCÍA / WORDSALAMANCA

Niños hospitalizados, sus familiares, personal socio-sanitario y voluntarios bailaron y lanzaron ayer un 'mar de besos' y muchas sonrisas en las puertas del Hospital Universitario de Salamanca para celebrar el Día Nacional del Niño Hospitallizado. Un reconocimiento no sólo a los más pequeños, sino a los que todos los que los acompañan en lo que supone en la mayorías de los casos un duro ingreso.

Justo coincidiendo con esta celebración, en el Complejo Asistencial de Salamanca, estaban ingresados 35 pequeños: doce en Neonatología, cuatro en UCIP y 19 en planta (tres de ellos oncológicos).

Estos pequeños, junto a todos los que han estado ingresados con anterioridad fueron los principales homenajeados en una celebración que se conmemora desde hace cinco años de forma simultánea en 200 hospitales de toda España.

En esta ocasión, además, del lanzamiento de besos al ritmo de las canciones que protagonizan este día 'Un beso redondo', de Conchita, y 'Un mar de besos', de Bombai, las encargadas del Aula Hospitalaria del centro salmantino leyeron un manifiesto (el mismo en todos los centros hospitalarios), en que destacaron que «es un día dedicado a todos los niños hospitalizados y a rendir el homenaje que se merecen ellos, sus familiares, los profesionales sanitarios que les curan y cuidan y los voluntarios que les acompañan cada día».

Se ha elegido esta fecha porque «el 13 de mayo de 1986 se emitió la resolución de la Carta de los Derechos del Niño Hospitalizado por parte del Parlamento Europeo para asentar y reforzar la idea de que el derecho a la mejor asistencia médica posible constituye un derecho fundamental, especialmente para los primeros años de su desarrollo.»

Ayer más de 200 hospitales y treinta entidades «unidas lanzamos besos en honor a todos los niños que están o han estado alguna vez hospitalizados, es un día para ellos».

Antes de la lectura del manifiesto, el director gerente del Hospital, Luis González, dio la bienvenida a todos los participantes «en este homenaje a los niños hospitalizados y sus familiares» y pidió «un aplauso por el esfuerzo» que cada día realiza el equipo de profesionales que trabajan por el bienestar de los más pequeños. En el acto también estuvieron presentes la gerente de Área y el director provincial de Educación.

Elimar Uribe, madre de un menor hospitalizado, también quiso dedicar unas palabras a los presentes, como esa «voz de los padres que muchas veces vivimos en este hospital». Emocionada, dijo que «el diagnóstico de una enfermedad grave es injusto y terrible para cualquier persona, pero resulta aún más inexplicable para los niños y más si se trata de nuestros hijos. No es fácil para los padres ver pasar días, semanas y meses en este hospital; no es solo estar aquí, sencillamente es que vivimos aquí».

Para todos esos niños y sus familias «el centro asistencial se convierte en nuestra casa», por lo que «para nosotros es inigualable el trabajo que aquí se realiza, especialmente para los niños; sufren, pero si tenemos todo el personal al lado de nosotros y nos permiten que ellos sonrían, para nosotros es un respiro», concluyó, dando las gracias de parte de todos los familiares.

El Día del Niño Hospitalizado está organizado en el ámbito nacional por la Fundación Atresmedia, en colaboración con treinta organizaciones sociales y diez entidades amigas, y se celebra simultáneamente en 200 hospitales de distintas partes de España.

Con esta celebración conjunta se quiere potenciar y poner en valor los esfuerzos de humanización que día a día se realizan en los hospitales y áreas pediátricas por parte del personal de los centros, y de todos aquellos agentes que trabajan para hacer más agradable la estancia de los niños y jóvenes en el hospital: médicos, enfermeras, profesores, voluntarios, así como las organizaciones que velan y contribuyen al bienestar del niño durante su ingreso, tal y como apuntaron desde la organización.

Las canciones 'Un beso redondo', de Conchita, y 'Un mar de besos', del grupo valenciano Bombai, compuestas para poner ritmo a esta jornada en 2016 y 2017, respectivamente, tienen cedidos sus derechos autor para que los beneficios de descargas (iTunes, Spotify y Deezer) y visionado del videoclip, se destinen a impulsar proyectos de humanización en los hospitales infantiles.

Tras cinco años, la difusión de esta campaña se ha convertido en todo un referente de la humanización de los hospitales infantiles, al querer rendir homenaje a los pequeños pacientes, sus familias, personal de los hospitales y voluntarios.

Esta iniciativa cuenta en su quinto aniversario con 30 organizaciones y 10 entidades amigas, además, es posible gracias a las organizaciones sociales que trabajan directamente con los hospitales y quieren normalizar la estancia de los niños.