El Banco de Leche Materna crece con la apertura de un nuevo centro de distribución en Salamanca

Puerta de acceso al Complejo Asistencial Universitario/WORD
Puerta de acceso al Complejo Asistencial Universitario / WORD

Entrará en funcionamiento el próximo día 12 en el Complejo Asistencial Universitario

REDACCIÓN / WORD

La Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León ha destacado que se cumple así con el objetivo marcado al inicio de este proyecto de que todos los hospitales de Castilla y León con UCI de neonatología de nivel III tengan este servicio. Desde su creación, en el año 2015, el Banco de Leche Materna de Castilla y León ha beneficiado ya a 212 bebés receptores, gracias a las donaciones voluntarias y altruistas de 112 mujeres. En total, en este tiempo, se han manejado para este fin 472 litros de leche materna. Y ahora se requiere más que nunca la solidaridad de las madres donantes para garantizar la cobertura a los nuevos puntos de distribución de la Comunidad.

El Banco de Leche materna de Castilla y León es un proyecto que nació con el objetivo de conseguir que todos los niños nacidos en la Comunidad, que tengan que ser atendidos en las UCI de neonatología de nivel III y así lo requieran, puedan acceder a leche materna. Para ello es fundamental el papel de las madres donantes que, de manera totalmente altruista, colaboran con esta causa.

La leche donada se administra por lo tanto a recién nacidos hospitalizados que no disponen de leche de su propia madre, especialmente recién nacidos prematuros con peso inferior a 1.500 gramos o una edad gestacional inferior a las 32 semanas. Aunque también se emplea en la asistencia de otros pacientes como bebés con retraso de crecimiento intrauterino severo, sometidos a cirugía intestinal, cardiopatías congénitas, etc. Y, para ellos, supone una diferencia cualitativa clave en su desarrollo ya que este tipo de alimentación es fundamental para su recuperación y evolución física por ser el producto que mejor se ajusta a sus necesidades nutricionales. Su consumo se ha mostrado, además, como una de las vías más eficaces para evitar la aparición de infecciones y otros problemas de salud como por ejemplo la enterocolitis necrotizante.

El Banco de Leche materna de Castilla y León ha obtenido resultados muy positivos desde su nacimiento en el año 2015. En este tiempo son ya 112 las madres que se han convertido en donantes lográndose, gracias a su generosidad, la recogida de 472 litros de leche materna. De ellos, se han procesado 420 litros que han beneficiado a un total de 212 bebés receptores.

Los buenos resultados de este proyecto hacen que sea necesario seguir creciendo. Para lo que en el último año se está realizando un esfuerzo para expandir los puntos de distribución de la leche donada a los cinco hospitales de la Comunidad que cuentan con UCI de neonatología de nivel III. Inicialmente el Banco comenzó distribuyendo desde el Hospital Universitario Río Hortega -centro coordinador de toda la actividad del mismo-; pero en el mes de enero de 2018 se comenzó a realizar la distribución también desde la Unidad de Neonatología del Hospital Clínico Universitario de Valladolid. El pasado mes de mayo se unió a esta red también el Hospital Universitario de Burgos.

Ahora, a partir del próximo 12 de diciembre, la distribución de la leche materna se realizará también desde los Complejos Asistenciales de León y Salamanca.

El Banco de Leche Materna de Castilla y León está coordinado por tanto por la Unidad de Neonatología del Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid y, en consecuencia, las donaciones se siguen realizando a través de la consulta situada en la misma. Esa leche recogida se procesa y trata posteriormente en el Centro de Hemoterapia y Hemodonación de Castilla y León. Para, finalmente, llegar hasta los cinco puntos de distribución repartidos por toda la Comunidad. Así se garantiza, en todo momento, el suministro directo y rápido de los pacientes dependientes de estos.

Esta ampliación de los servicios requiere incrementar el volumen de donaciones para poder dar cobertura a todos los puntos de distribución existentes. Por lo que se necesita, más que nunca, la colaboración de las donantes para aumentar la cantidad de leche disponible.

.

 

Fotos

Vídeos