El Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo tardó 3,32 días en pagar a sus proveedores en 2018

Aspecto general del salón de sesiones del Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo. /S.G.
Aspecto general del salón de sesiones del Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo. / S.G.

El pleno aprobó la modificación de créditos o la amortización de deuda que quedará a cero tras la decisión

SILVIA G. ROJOCIUDAD RODRIGO

El periodo medio de pago a proveedores del Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo fue de 3,32 días en 2018. Así lo recoge el informe de intervención en el que se aborda la aplicación del superávit presupuestario para la amortización anticipada de deuda y que viene a decir de manera resumida que sí, que el consistorio tiene unas condiciones económicas que le permiten pagar 898.583 euros y dejar la deuda a cero.

Algunos de esos datos salieron a relucir en el pleno extraordinario celebrado ayer y en el que tal y como era previsible, el anterior gobierno tripartito defendió la buena situación en la que ha dejado las arcas municipales y que favorecen la amortización de deuda mientras que el equipo de Gobierno les recriminó que en lo que va de año la morosidad ha saltado el límite previsto de 30 días a 33.

En este sentido, Domingo Benito, portavoz de Ciudad Rodrigo en Común-IU llamó a la calma, «no vamos a alarmar, es imposible tardar en pagar teniendo 3,4 millones de euros en el cajón», en relación al remanente de tesorería. Se volvió a recordar algo que ya se sabía, que esa media de pago ha subido especialmente por las facturas de la empresa adjudicataria de la obra de la Florida. Uno obra que está dando muchos más problemas de los previstos y que, en este caso sí, es una herencia envenenada del anterior equipo de Gobierno.

Visto lo visto, si en la anterior legislatura no hubo pleno en el que no salieran a relucir las herencias, en tan solo dos sesiones de este nuevo periodo, la cosa va por los mismos derroteros.

En cualquier caso y al margen del debate, todos los partidos vieron con buenos ojos esa amortización de deuda.

El pleno municipal dio visto bueno a otra serie de cuestiones como por ejemplo, a la modificación de crédito. En palabras del portavoz socialista, Juan Tomás Muñoz, «algo normal, hace cuatro años tuvimos que recurrir a la cifra de 96.300 euros de modificación porque el presupuesto estaba constreñido y no se podía hacer más». Por su parte, la concejal de Hacienda, Laura Vicente, apeló a esta necesidad presupuestaria debido a que se han dejado por parte del tripartito 20 partidas en negativo que se resumen en unos 41.000 euros. Interpretaciones, dependiendo del lado de la bancada, de una misma situación.

Los temas más amables tampoco dejaron de lado el debate como la compra a la familia de José María del Arco 'Pesetos' de su colección de orinales por 85.000 euros. Aquí la cuestión estuvo en quién sí o quién no lo negoció.

El único asunto que salió adelante sin más, por asentimiento, fue el de denominar la rotonda del Centro de Salud como Glorieta del Seminario San Cayetano, como dijo el alcalde, Marcos Iglesias, «una institución relevante».