El Ayuntamiento tapará las señales de tráfico para embellecer las procesiones

Reunión de los responsables municipales y de los representantes de las cofradías en el Consistorio. /LAYA
Reunión de los responsables municipales y de los representantes de las cofradías en el Consistorio. / LAYA

También habilitará zonas para gente con movilidad reducida y podará los árboles que dificulten el paso de las tallas, entre otras ideas

D. BAJO / WORDSALAMANCA

El Ayuntamiento de Salamanca resolvió ayer las últimas dudas en torno a la Semana Santa. Cuestiones como la presencia policial, las zonas reservadas, los desperfectos de las calle e incluso la presencia de señales de tráfico quedaron ayer solventadas. Ayer, en definitiva, se debatieron todas las necesidades planteadas por las Hermandades, Cofradías y Congregaciones de la Semana Santa de Salamanca.

El encuentro estudo presidido po el alcalde, Carlos García Carbayo. Participaron el presidente de la Junta de Semana Santa, José Adrián Cornejo; su vicepresidente, Francisco Hernández Mateo; y los concejales delegados de las áreas implicadas en el desarrollo de las procesiones, así como el jefe de la Policía Local, José Manuel Fernández. Desde el Consistorio destacaron el «importante esfuerzo» municipal «ante un acontecimiento religioso, cultural y turístico de primer orden y de gran repercusión en la capital».

El primer edil insistió en el «apoyo incondicional del Ayuntamiento a la Semana Santa» por la «proyección positiva que dibuja de la imagen de la ciudad, por su aporte cultural y su legado histórico y por la economía y el empleo que genera» en una ciudad consagrada al turismo.

La Policía Local incrementará su presencia en la callecon 100 agentes más

En lo que concierne a las medidas concretas para los días de Pasion, la Policía Local reforzará su presencia en la calle con más de un centenar de agentes, en coordinación con los Bomberos y los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, para garantizar la seguridad ciudadana y la celebración y el desarrollo normal de las procesiones mediante un operativo especial de seguridad y tráfico. Asimismo, prestará las labores de apoyo logístico solicitadas por las hermandades, entre las que destacan la instalación de vallados a las salidas de los templos o la acotación de distintos tramos de los recorridos para que los cofrades caminen sin problemas por la ciudad.

La Agrupación de Voluntarios de Protección Civil, por su parte, colaborará prestando sus servicios y, de manera especial, atenderá a las personas con discapacidad para que éstas puedan presenciar con normalidad las procesiones. En este contexto, se habilitarán 16 zonas reservadas para las personas con movilidad reducida en cada uno de los lugares de las salidas procesionales.

Como novedad, el Ayuntamiento cubrirá las señales de tráfico delos itinerarios con una tela de arpillera que imita el color de la piedra de Villamayor. Calculan que esta medida afectará a un centenar de señales. El objetivo es embellecer el paso de las procesiones. En total, los agentes locales efectuarán alrededor de 1.200 servicios con motivo de la Semana Santa.

La vida más fácil

Por otro lado, el Ayuntamiento, a través del Servicio de Mantenimiento, instalará un total de ocho rampas para facilitar la salida de las procesiones. La rampa situada sobre las escaleras que dan acceso a la Portada de Ramos se ha alargado dos metros para disminuir su inclinación. El resto se mantendrán e irán ubicadas en la Plaza de Anaya (2), en la Iglesia de la Purísima (1), en la Iglesia de San Esteban (1), en la Clerecía (1) y en la Catedral (2).

Desde el área de Fomento se han revisado todos los itinerarios de las procesiones para subsanar cualquier desperfecto que pudiera dificultar el tránsito de los cofrades.

Por su parte, el área de Medio Ambiente coordinará y reforzará el Servicio de Limpieza, con especial atención al centro histórico. Lo hará de tal modo que la recogida de residuos no afecte a ninguna de las cofradías, así como para evitar la acumulación de basura que pudiera producirse en algún tramo de los itinerarios. Por este motivo, ha recordado a las comunidades de vecinos y negocios hosteleros los horarios en los que deben depositar los residuos así como las posibles sanciones a las que podrían exponerse en caso de incumplirlos. Desde este último servicio, además, se han revisado todos los recorridos de las procesiones y se han limpiado hasta el momento un total de 51 pintadas.

Al igual que en años anteriores, el Ayuntamiento apagará a petición de las cofradías, el alumbrado de algunas calles o de algún monumento al paso de las procesiones. Por ahora estáprevista la retirada de faroles en las calles: Calderón de la Barca, Libreros, Cañizal, Tostado y Espoz y Mina. De igual modo, se apagará o se reducirá la iluminación en la calle Tavira, fachada de la Iglesia de San Martín, calle de la Compañía, Tostado, San Pablo y Rúa Mayor. Y para rematar, se podarán los árboles en al menos cinco zonas: Camino de las Aguas (junto al convento de las RRMM Bernardas), paseo de las Úrsulas, calle Ramón y Cajal, paseo del Arrabal, Plaza de Anaya y entorno del Puente Romano. Asimismo, se revisará que no haya ramas de ejemplares que pudieran obstaculizar el paso de las procesiones en todos los recorridos.

De igual modo, el Consistorio acometerá más de 250 actuaciones para facilitar el tránsito de las procesiones, como limitar la presencia de pública, apartar bancos, retirar papelers o prohibir el estacionamiento a determinadas horas.