El Ayuntamiento de Santa Marta separa la Escuela de Música de la Escuela Hogar

Los ediles Francisco Miguel García y Marta Labrador visitan las obras./WORD
Los ediles Francisco Miguel García y Marta Labrador visitan las obras. / WORD

El mantenimiento de la primera corresponde al Consistorio mientras que la segunda continuará perteneciendo a la Junta de Castilla y León

REDACCIÓN / WORDSANTA MARTA DE TORMES

El Ayuntamiento de Santa Marta de Tormes ha comenzado a ejecutar las obras gracias a las cuales la Escuela de Música y la Escuela Hogar separarán unos servicios que hasta ahora habían sido compartidos. Hasta la fecha ambas escuelas compartían un mismo espacio; sin embargo desde ahora el municipio se hará cargo de los servicios asociados a la Escuela de Música de manera exclusiva, haciéndose necesario ejecutar una obra para separar ambos y poder encargarse así el Ayuntamiento de la Escuela de Música, mientras que la Escuela Hogar seguirá perteneciendo a la Junta de Castilla y León.

Por lo tanto, las reformas estarán centradas principalmente en la separación de las instalaciones de calefacción y electricidad de tal forma que se dote a la Escuela de Música de unas instalaciones independientes del resto del edificio, y al mismo tiempo se favorezca un uso energético más optimizado.

Todo ello conlleva, además, la realización de un acceso independiente a la Escuela de Música y la creación de un nuevo cuarto de calderas en la zona donde actualmente se ubican algunos despachos. Asimismo se incorporará en la reforma de esta zona un aseo para que pueda ser usado por personas con movilidad reducida y se llevarán a cabo algunas mejoras en ciertas aulas para el mejor desarrollo de las actividades previstas.

Como destaca la concejala del área, Marta Labrador, «el edificio que alberga la Escuela de Música es polivalente, y en él se desarrolla, además de la actividad de la Escuela de Música, la de la Escuela Hogar. Por este motivo las demandas energéticas y consumos son diferentes, así como sus horarios de funcionamiento, por lo que separar ambas instalaciones hace que se pueda optimizar el consumo y, por lo tanto, el gasto, mejorando las prestaciones del edificio actual».

La obra, que está dotada con un presupuesto de alrededor de 200.000 euros, comienza ya su ejecución y está previsto que se complete en alrededor de siete semanas.