BALONCESTO - Liga Femenina

El CB Avenida, a un paso de otra gran final tras un tercer cuarto demoledor (80-57)

Loyd se dirige hacia la canasta del Valencia Basket perseguida por dos rivales. /María Serna
Loyd se dirige hacia la canasta del Valencia Basket perseguida por dos rivales. / María Serna

El equipo salmantino rompe el partido en el tercer cuarto (27-11) y logra una cómoda renta en el primer duelo de semifinales ante el Valencia Basket

Juanjo González
JUANJO GONZÁLEZSalamanca

A una victoria de poder defender su título de Liga. El CB Avenida, actual doble tricampeón de todos los títulos en España y que quiere lograr su cuarta Liga seguida, se ha impuesto esta noche al Valencia Basket (80-57) en el primer encuentro de las semifinales de la Liga Femenina disputado en Würzburg, un choque que tuvo una igualada primera parte pero que quedó visto para sentencia en el tercer periodo con un parcial de 27-11 gracias a la gran defensa en este cuarto, acierto y mayor roster ante un conjunto valenciano -que el miércoles jugó su tercer partido de cuartos de final- al que se le hizo el choque muy largo ante el mayor físico azulón.

El CB Avenida secó a la directora de juego valenciana (Anna Gómez) y aunque le costó defender en la primera parte al nivel que acostumbra, en la segunda fue clave forzando nada menos que 19 pérdidas de su rival, la mayoría tras la presión 'orteguiana' en la subida del balón. Loyd, con 13 puntos, volvió a ser la máxima anotadora charra dejando destellos de su enorme clase.

Ahora el equipo de Ortega tendrá este jueves la opción de sentenciar la eliminatoria en Valencia (21 horas). En caso de empate valenciano, el domingo 28 sería el decisivo de nuevo en Salamanca.

Con un ritmo trepidante y acierto por parte de los dos equipos arrancó el encuentro (5-6, min. 2), un choque en el que Ortega apostó por dos interiores con mucha fuerza por dentro como Erika de Souza y Laura Gil, acompañadas por Silvia, Givens y Loyd, mientras que las valencianas no tuvieron sorpresas de inicio con Anna Gómez, Davis, Pina, Tirera y Abalde.

El Valencia Basket sorprendió a Würzburg (7-12) tanto con su gran acierto como con su rápida circulación de balón. En los minutos iniciales, el duelo ofensivo estaba entre Silvia (10 puntos, con dos triples) y Tirera (8) en el 15-14 en apenas cinco minutos. Ortega paró el partido con 15-18 a 3.53 y dijo a sus chicas 'vamos a defender como Dios manda'. Y es que el Valencia Basket había metido hasta entonces todos sus lanzamientos (9 de 9).

El primer contratiempo para las visitantes llegó con la segunda rápida falta de Maria Pina) y además, como era lógico, llegaron sus primeros errores en el tiro. Pero no por la mejora defensiva charra. Llegaron las primeras rotaciones pero no bajó la calidad del ataque para con un 76% de acierto del Valencia Basket en el tiro.

Lo que sí mejoró en el segundo periodo fue la defensa azulona, provocando las primeras pérdidas en la subida del balón valenciano con la característica presión 'orteguiana'. El cuarto triple de Avenida, en este caso de Asurmendi, devolvió a las charras a comandar el partido (24-22), parcial que amplió hasta el 9-2 en cuatro minutos. No lo acusó el Valencia Basket, que logró mantenerse muy cerca hasta el descanso (37-33).

Como acostumbra en España, el CB Avenida salió al tercer cuarto a romper el partido con su mayor roster y físico. Así, buscó en cada ataque el interior para cerrar a su rival dentro y así tener también tiros libres para jugadoras como Loyd. Y en apenas tres minutos y medio logró un parcial de 12-1 para colocar el +15 en el electrónico de un entregado Würzburg (49-34) completado por otro triple de la imparable Loyd. Por si fuera poco, una jugadora clave en el Valencia Basket como Tirera cometió su cuarta falta. Además, su base Anna Gómez -clave en su juego- seguía sin ni siquiera anotar en el partido y su entrenador fue castigado por una técnica por protestar. El partido, que ya se le hizo largo a las valencianas, empezó a quedar visto para sentencia. El 64-44 al final del tercer periodo con un parcial de 27-11 fue inapelable.

En el último periodo salió la única jugadora local que faltaba aclamada por la grada, Belén Arrojo, en un cuarto en el que Avenida se divirtió en la cancha dando descanso Ortega al bloque 'duro' de la plantilla, mientras que el míster valenciano también cuidó a piezas claves suyas como María Pina o Anna Gómez, que no tuvieron una gran noche.La renta máxima se disparó hasta los +28 (76-48), marcador que arregló algo el Valencia Basket en el tramo final (80-57).