BALONCESTO - ¼ de final de la Eurocup femenina

El CB Avenida, con el 9 en la mente para lograr la remontada ante el Nadezhda

Dos seguidores de Avenida posan con sus entradas compradas ayer en Wüzburg. /MANUEL LAYA
Dos seguidores de Avenida posan con sus entradas compradas ayer en Wüzburg. / MANUEL LAYA

El equipo salmantino se juega el pase a las semifinales de la Eurocup ante el Nadezhda Oremburgo en otra noche para la historia del baloncesto charro

REDACCIÓN / WORDSalamnca

El Perfumerías Avenida debe remontar esta noche 8 puntos de desventaja para estar en las semifinales de la Eurocup de baloncesto femenino. El partido comienza a las 20:30 horas en Würzburg y el rival es el conjunto ruso del Nadezhda Oremburgo. Es la hora de la verdad. O ganan por al menos nueve puntos la temporada europea habrá llegado a su final.

Para conseguirlo, el equipo salmantino se aferra a su propia cancha y ante su afición, la infalible 'marea azul', para que lleven en volandas a las jugadoras y para permitirse seguir soñando con lograr esta competición europea. Por lo pronto los aficionados salmantinos se dejaron ver ayer por el pabellón para adquirir sus entradas para esta noche y echar una mano a las jugadoras locales. Trabajo de equipo.

No es la primera vez que Avenida se ve en un cruce de estas circunstancias y tampoco sería la primera vez que logra remontar esa diferencia, pero hay que semostrarlo en la cancha. El de este jueves no es un partido fácil, ya que el Nadezhda es un conjunto rocoso, duro, farragoso y complicado de jugar, por lo que las salmantinas, entrenadas por Miguel Ángel Ortega, tienen que echar el resto y olvidarse de la victoria en la Copa de la Reina y los partidos de Liga regular. Hoy sólo hay Europa.

La pasada semana, en Orenburgo, las perfumeras, que desde luego no jugaron su mejor partido, perdieron por ocho puntos de diferencia ante un equipo dirigido por el español y experfumero Víctor Lapeña, y ante jugadoras que han estado en Salamanca, como las también españolas Laura Nicholls y Sandra Ygueravide, o Wheeler.

Circunstancias

La receta para remontar parece clara. Afortunadamente las circunstancias del partido son diferentes a las de la ida. Avenida viajó a Rusia con la resaca de la final de Copa aún reciente y con muchas horas de vuelo a la espalda, pero circunscribir ese partido sólo en eso sería equivocarse. Nadezhda venció porque fue mejor y superior en batallas que esta noche serán claves, como el interior y la lucha por el rebote (las rusas lograron 15 rebotes ofensivos y otros tantos puntos en segundas oportunidades, y eso se acaba pagando muy caro).

Avenida ha estado trabajando para minimizar esa sangría y mostrarse más frescas (eso sí dependía mucho del cansancio) en ataque ante un rival muy potente y con armas peligrosas y muy claras. Si la táctica está preparada, también la mente, desde el mismo momento en que terminó el partido de Rusia, con el equipo deseando vivir una noche memorable. Por último, el físico está mucho mejor que hace una semana, a pesar del duro encuentro en Gernika y las diez jugadoras disponibles en competición europea (Erika no está inscrita) están disponibles.

A pesar del duro viaje que también realiza a la inversa Nadezhda, las rusas llegan con el descanso de no haber competido este fin de semana en su liga y, sobre todo, con la tranquilidad de un colchón de ocho puntos que, para un equipo experto y con talento, no es una renta nada desdeñable. Ya se vio en Rusia que Víctor Lapeña podrá contar con todas esas armas que tanto daño hicieron en Orenburgo. Desde Jones (17 de valoración en el partido de ida y una amenaza constante en la pintura) a Wheeler pasando por Shilova, Ygueravide o Nicholls, que no pareció resentirse de sus molestias en el pie. Mano exterior y poderío interior ante el empuje de las perfumeras.