BALONCESTO - Eurocup femenina

El CB Avenida acaricia la remontada pero cae eliminado en la Eurocup (65-70)

Loyd lanza ante Wheeler. /MANUEL LAYA
Loyd lanza ante Wheeler. / MANUEL LAYA

El equipo salmantino entró al último cuarto ganando por 16 pero una gran reacción del Nadezhda ruso priva a las charras de la semifinales con una parcial de 9-30

Juanjo González
JUANJO GONZÁLEZSalamanca

Un último cuarto para olvidar ha dejado esta noche al CB Avenida sin clasificarse para las semifinales de la Eurocup femenina. El equipo salmantino lo tuvo en la mano. Tenía que remontar al Nadezhda ruso los 8 puntos de desventaja que se trajo de Rusia la semana pasada y llegó a entrar en al último cuarto con una gran renta de +16 pero en este último periodo, entre el gran acierto de las de Víctor Lapeña y el descontrol en el rebote y ataque de las charras, la clasificación se le fue a Avenida de las manos. Tanto, que hasta terminó perdiendo claramente por 65-70.

El equipo del extécnico de Avenida, que tenía a los mandos a otras ex del equipo charro como Laura Nicholls, Sandra Ygueravide y Erica Wheeler tuvo en el gran dominio del rebote (46 a 27, con 18 ofensivos de las rusas), el gran partido de Brionna Jones (19 puntos y 14 rebotes), o de las ex Ygueravide (16) -partidazo el suyo ante Silvia Domínguez y con 4 de 5 en triples- y Wheeler (16) las claves del partido.

Ortega apostó por una gran novedad en el quinteto sacando junto a las habituales Silvia, Givens, Loyd y Elonu a Laura Gil por el carácter más defensivo de la murciana en detrimento de Robinson, para intentar frenar el poderío de la americana Jones en el interior. No salió bien desde el inicio porque la center del conjunto ruso, que tanto daño hizo en la ida, anotó seis de los primeros puntos del Nadezhda en tres minutos y medio (2-8). Y no fue la única que entró con la muñeca caliente en las visitantes porque tras el triple de Shilova, Ortega ya no esperó más para parar el partido con 6-11. Era evidente que tenía que mejorar aspectos defensivos proque el Nadezhda hacía daño por dentro y por fuera. Robinson y Eldebrink salieron de inmediato para intentar remediarlo. El cambio fue evidente porque entre las dos transformaron los ataques del equipo: un triple de la sueca y dos canastas bajo los aros de la americana pusieron a Avenida por primera vez por delante (15-14). El equipo charro mejoró sus prestaciones defensivas y ofensivas pero se encontró con un acertadísimo Nadezhda. Novikova, sobre la bocina, anotó un triple, para dejar el primer cuarto en empate (23-23).

Lapeña tenía muy bien estudiado a su rival y sabía cómo hacerle daño tanto. Su Nadezhda tenía argumentos en estático para hacer daño y se volcaba en el rebote ofensivo con fuerza ante las deficiencias en esta aspecto de las locales. Pero faltaba por aparecer Loyd, y vaya si lo hizo. La americana anotó 8 puntos casi seguidos, con dos triples, y tras el siguiente triple de Laura Gil, a Lapeña no le quedó más remedio que frenar el vendaval que se le venía encima con 34-27 a 4:30 del descanso. El equipo charro desaprovechó tres ataques seguidos para superar los ansiados 8 puntos y las rusas recortaron la renta desde el tiro libre. También pudo hacerlo en los instantes finales porque tras un triple de Silvia Domínguez, las de Ortega tuvieron otros tres ataques para superar la barrera, pero se marchó al descanso a una canasta del reto: 37-30.

En la reanudación se vivieron ciertos momentos de desconcierto entre los dos equipos, mucha pérdida y errores no forzados pero al menos Loyd ya puso a Avenida por encima en la eliminatoria con la única canasta de los dos equipos en los tres primeros minutos. Y de los fallos a los aciertos en los bandos porque los siguientes minutos fueron un toma y daca continuo con Avenida apostando por dentro con Robinson y Gil, y el Nadezhda por los triples de Novikova y Wheeler. Así, la renta estaba punto arriba, punto abajo en el límite necesitado. Un 2+1 de Eldebrink, en el mejor partido de la sueca desde que llegó a Avenida, daba algún ataque de respiro a las locales sin estar al filo de la navaja (52-40). Y tras una nueva bandeja de Robinson empezó a sonar en Würzburg el 'Vamos Avenida, vamos campeón', justo el que había advertido Lapeña que no quería escuchar en una entrevista en El Norte de Castilla gran conocedor de lo que produce esto en las jugadoras salmantinas. El 56-40 del final del tercer periodo, con 8 puntos de Robinson en estos diez minutos, dejaba muy cerca a Avenida de las semifinales.

Pero el buen equipo de Lapeña no se iba a dar por vencido tras rápido. De hecho, se comió a Avenida en el último parcial con un increíble 9-30 a su favor.

Anotó un 0-5 de parcial tras dos triples lanzados completamente sola por Shilova en claro error defensivo local y Ortega no quiso más regalos. Tiempo muerto y a empezar de nuevo a nueve para el final (56-45). Y en el regreso a la pista, tras un doble ataque fallado por las azulonas, Ygueravide volvió a castigar sola desde el triple (56-48). Tenía que aparecer la líder ofensiva de Avenida. Y lo hizo. La pidió Loyd, se levantó más allá de la línea de 6,75 y sacó del atasco a las suyas. Poco después lo hizo la otra líder, la que manda, Silvia, con otro triple. Pero también despertó la center Brionna Jones, casi desaparecida desde el primer cuarto para bajar otra vez del límite (62-55, a 5.21). Todos los ataques rusos iban dirigidos para ella y en el siguiente, de nuevo el Nadehzda encontró hueco por dentro para la americana. Esa psicosis hizo cerrarse tanto a Avenida en defensa que en el siguiente ataque permitió tres tiros a sus rivales solas desde fuera y a la tercera, la experfumera Ygueravide no perdonó para llevar el drama a las gradas (62-60) a falta de 3.52. Un parcial terrible de 6-20 para las de Lapeña tenían la culpa. E incluso lo aumentó el Nadehzda a 6-22. Con 62-62 estaba de nuevo todo perdido. Tiró de garra Eldebrink con un triple, pero le contestó Erica Wheeler, otra ex. Y solo quedaban dos minutos. Ya fue imposible. Avenida estaba hundido y el Nadezhda tan crecido que ganó el partido con merecimiento (65-70). El Avenida se quedó el año pasado en la semifinales de la Eurocup, este un paso más atrás, en cuartos.