El 73% de los autobuses públicos de Salamanca, propulsados por gas

Trabajadores de la empresa de autobuses, junto al alcalde./WORD
Trabajadores de la empresa de autobuses, junto al alcalde. / WORD

Salamanca cuenta con otros cuatro autobuses, accesibles y propulsados por gas natural, en los que se ha invertido un millón de euros

REDACCIÓN / WORDSALAMANCA

El Ayuntamiento de Salamanca ha incorporado cuatro nuevos vehículos de transporte público más modernos y accesibles, que se suman a los 12 renovados en enero. En la actualidad, de los 62 autobuses que discurren por la ciudad, el 73 por ciento están propulsados por gas natural. Han supuesto una inversión municipal de un millón de euros y sustituyen a los cuatro más antiguos de la flota, de propulsión diesel. El año pasado se registraron más de 13 millones de viajeros, un 3,7 por ciento más que el año anterior, según informaron desde el Consistorio salmantino. La nueva flota de transporte urbano tiene capacidad para 73 viajeros, espacios para personas en silla de ruedas, faros de led, cargadores USB y cámara de marcha atrás. Con una longitud de 12 metros, cuentan con piso bajo, tres puertas y con doble rampa eléctrica y manual para personas con movilidad reducida.

Asimismo, cuentan con wifi y un sistema de alertas para avisar de la llegada a las paradas, también para las personas con discapacidad visual. Los usuarios disponen también de una aplicación gratuita para el móvil ágil, que ofrece información detallada del tiempo de espera de los autobuses y de los itinerarios de las líneas, así como de cualquier incidencia.

Junto a estas mejoras en los vehículos, se incluyen mejoras en las líneas, además de la instalación, de forma piloto, de dos cajeros automáticos de recarga en las oficinas de atención al usuario.

Además, el transporte público de Salamanca continúa con las tarifas más baratas de España, explicaron desde el Ayuntamiento en un comunicado, en el que recuerdan que en el último año más de 19.000 usuarios del autobús urbano, un 17 por ciento más que en 2017, se benefició del bono-bus especial que permite a los ciudadanos desplazarse por tres céntimos el viaje.

Por otro lado, para posibilitar la logística del repostaje nocturno de gas natural desde el Consistorio salmantino ampliaron la planta de llenado de gas de autobuses ubicada en las cocheras, añadiendo siete nuevos puestos de carga a los seis que ya existían.