Aumentan los empleos turísticos, los ingresos por habitación y la ocupación hotelera media

Una pareja de turistas trata de orientarse desde la Plaza Mayor. /LAYA
Una pareja de turistas trata de orientarse desde la Plaza Mayor. / LAYA

Un informe de la Alianza para la Excelencia Turística destaca que Salamanca, entre otras ciudades, se han situado «en una senda positiva»

D. BAJO / WORDSALAMANCA

El turismo salmantino pasa por un momento dulce. La sensación de las calles están llenas de gente con mapas no es tal, sino una realidad cuantificable en términos económicos.

Un informe de la Alianza para la Excelencia Turística (Exceltur) traduce esas visitas en empleos, ingresos y rentabilidad hotelera. Los datos corroboran que es la gran y casi única industria de la ciudad.

El Barómetro de la Rentabilidad y el Empleo de los Destinos Turísticos Españoles, editado a mediados de julio con datos del primer cuatrimestre del año, revela que los destinos urbanos españoles «comenzaron el año con un notable aumento de la rentabilidad socioeconómica inducida por el turismo y en el empleo. Como resultado de ello, 34 de las 52 ciudades españolas incluidas en este barómetro registraron crecimientos en términos de ingresos y empleo durante el inicio de 2019, por encima de los niveles con los que crecieron en 2018».

Salamanca es una de ellas. El empleo turístico entre enero y abril creció un 11,6% respecto al año pasado y superó los 3.400 empleos. Además, los ingresos medios por habitación alcanzaron los 29 euros, una cantidad un 13,3% más alta que hace un año y, sin embargo, de las más bajas del país. Además, la ocupación media de los hoteles de la capital llegó hasta el 56%, nada menos que 15 puntos más que entre enero y abril de 2018. En resumen, durante el primer cuatrimestre del año aumentó la ocupación hotelera, crecieron los ingresos medios por habitación y también se generaron más empleos.

El mayor problemapara el sector es la bajísima rentabilidad de cada noche de hotel

Los parámetros de Salamanca, además, estuvieron por encima de la media de los destinos urbanos. Exceltur separa las ciudades en función de si son destinos vacacionales (básicamente todo el levante y las islas) o si son urbanos (ciudades de interior, grandes urbes como Madrid y Barcelona e incluso las capitales canarias, Santa Cruz y Las Palmas. Salamanca, obviamente, 'juega' en esta liga 'de interior').

Hechas las aclaraciones, hay que explicar que la rentabilidad hotelera de los destinos de interior aumentó un 4,2% de media (en Salamanca fue un 13,3%) y que el empleo creció un 4,9% (un 11,6% en nuestra provincia).

El barómetro no aclara cuál fue la ocupación media de este grupo de ciudades, pero sí hace menciones expresas a Salamanca. Afirma que «en esta senda positiva se han situado igualmente ciudades de menor tamaño dotadas de un alto patrimonio cultural, que han disfrutado del aumento de la demanda extranjera y el efecto de la celebración de la Semana Santa en el mes de abril», entre las que citan a Granada, Córdoba, Mérida, Santiago, Pontevedra, Burgos, León, Segovia o Ávila, además de Salamanca. Exceltur habla de un «notable crecimiento de un perfil de demanda extranjera más propensa al disfrute de experiencias urbanas», del «buen comportamiento del turismo de negocios» y del «tirón de las escapadas urbanas». Música para los oídos del turismo local.

Poco rendimiento

El único 'pero' son los ingresos por habitación. El gremio de los hoteleros salmantinos mantiene desde hace tiempo que la ciudad no tiene hueco para más hoteles. Si la competencia aumenta y el número de visitantes no se dispara, los negocios tienen que tirar los precios para atraer a los clientes.

El barómetro de Exceltur sigue esta línea. De acuerdo a sus cálculos, los precios de las habitaciones salmantinas bajaron un 1,6% durante el primer cuatrimestre del año hasta los 51,9 euros. Y aunque la ocupación creció un 15% y los ingresos medios por habitación aumentaron un 13,3%, éstos siguen siendo muy inferiores a los de otras ciudades. Los destinos de interior cobran las habitaciones a 89,5 euros y obtienen una rentabilidad media de casi 61. En Salamanca, recordemos, hablamos de 51,9 euros por habitación y de unos ingresos medios de 29 euros, menos de la mitad de un destino urbano medio.

Incluso aportando de la ecuación a las grandes capitales (Madrid, Barcelona, Sevilla o Valencia, capaces de distorsionar cualquier estadística), la situación de Salamanca continúa siendo precaria. Ciudades patrimoniales de interior como Toledo, Cáceres, Segovia, Granada o Córdoba tienen hoteles más caros y a la vez más rentables que Salamanca. Tan sólo Ávila (22 euros de rentabilidad media) tiene peores guarismos que nuestra ciudad.

Y si comparamos a Salamanca con la media nacional (destinos urbanos y vacacionales) la situación tampoco mejora. Una noche cuesta de promedio 82 euros y los ingresos medios por habitación se quedan en 49,5 euros. Cifras en cualquier caso superiores a las locales.

El primer cuatrimestre del año, en resumen, se caracterizó por un considerable repunte de las visitas que originó un aumento de los ingresos por habitación, aunque ni por asomo llegaron a la media nacional ni de los destinos de interior. El barómetro elaborado por Exceltur concluye, tras analizar los 99 principales destinos turísticos españoles, que se está produciendo una ralentización del crecimiento de la rentabilidad socioeconómica inducida por el turismo.

Empleo

El empleo turístico sí dejó buenas noticias. Exceltur aclara que «en el cálculo del empleo turístico total se consideran tan sólo los afiliados a la seguridad social en ramas turísticas, esto es aquellas definidas por la Organización Mundial del Turismo como ramas directamente vinculadas con el turismo (hotelería, agencias de viajes, transporte, ocio y cultura) y la rama de comercio minorista por su relevancia en el gasto en destino de los turistas».

Pues bien, Salamanca incrementó un 11,6% los trabajos vinculados con el turismo durante los cuatro primeros meses de 2019, en comparación con el mismo periodo de 2018. Es el quinto mayor repunte de toda España. Así las cosas, hablamos de que el turismo da trabajo a 3.410 personas en nuestra ciudad (15ª de España).

Veremos qué da de sí el segundo cuatrimestre del año, porque según los últimos datos del Ministerio de Trabajo el sector servicios de Salamanca empieza a agotarse y eso se dejará sentir.