La Atención Primaria, en situación «crítica» por falta de recursos humanos y financieros

Santiago Santa Cruz, María Antonia Hernández, María Auxiliadora Velasco, Francisco Javier Pellegrini y Alfonso Romero posan en el Colegio de Médicos de Salamanca. /WORD
Santiago Santa Cruz, María Antonia Hernández, María Auxiliadora Velasco, Francisco Javier Pellegrini y Alfonso Romero posan en el Colegio de Médicos de Salamanca. / WORD

Varios expertos advierten de que esta especialidad se acerca «al momento más difícil» de su historia en la región

DANIEL BAJO / WORDSALAMANCA

La Atención Primaria está en cuidados intensivos. Cada año pierden recursos humanos, su financiación es escasa y la gestión de los medios, apuntan desde el Foro de Atención Primaria, es muy mejorable. Así, los facultativos se concentrarán hoy ante el centro de salud Miguel Armijo para leer un manifiesto en el que denunciarán los problemas que padece esta especialidad y reclamarán a la administración que adopte medidas. ¿Cuáles? Recursos económicos adecuados, la potenciación de la Atención Primaria en las facultades, la reordenación de los recursos humanos, la mejora de las condiciones laborales y el incremento de la «capacidad resolutiva» para liberar a los profesionales de trabas burocráticas y de otras cuestiones no vinculadas con la Medicina. Las concentraciones se repetirán en toda la región.

Representantes del Foro de Atención Primaria en Salamanca desgranaron ayer las necesidades de este ramo y explicaron cómo se ha llegado a este punto.

El representante en Salamanca de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria, Alfonso Romero, comentó que la Atención Primaria es «la base de todo el sistema sanitario» y que «en los últimos años se ha debilitado» por falta de recursos humanos, financieros y materiales. «Y si falla la base, todo lo demás puede caer». La vocal de Atención Primaria Urbana del Colegio de Médicos de Salamanca, María Auxiliadora Velasco, calificó la situación de «crítica» y advirtió de que esta especialidad «está más cerca del momento más difícil» de su historia.

«Resolvemos el 90% de los problemas médicos y recibimos menos del 15% de los fondos»

El portavoz de Atención Primaria del Sindicato Médico CESM, Juan Manuel García Paíno, ahondó en los problemas de la Atención Primaria. Apuntó que algunos compañeros piden la prejubilación porque faltan incentivos y motivaciones. «Y eso causa apatía, desidia y desgana». «Hay una mala planificación desde hace años respecto a los recursos humanos. Hay escasez de médicos por la mala gestión. No se previeron las jubilaciones, hay contratos precarios para los MIR... y la cobertura de ausencias genera una sobrecarga de trabajo», porque algunos médicos han de asumir los pacientes de otros si sus compañeros están de baja o de vacaciones.

Según García Paíno «Castilla y León necesita una reestructuración» para evitar que algunos profesionales tengan 200 o 300 tarjetas sanitarias y otros más de 1.800. «Políticamente una reestructuración será inadecuada, pero la mala distribución de los recursos humanos causa estas situaciones», explicó. La distribución actual es «inadmisible».

Condiciones laborales

El problema de fondo es que, según el Foro de Atención Primaria, las administraciones no han sabido retener a los facultativos en la región. Según Alfonso Romero, las condiciones «no son atractivas» y los nuevos médicos de familia no tienen incentivos para quedarse en la Comunidad.

Y no se trata sólo de la carga de trabajo, sino de la pérdida de poder adquisitivo a lo largo de los últimos años e incluso de la falta de reconocimiento. Las facultades no 'venden' la Atención Primaria, los doctores no pueden pedir determinadas pruebas médicas (han de remitir a sus pacientes a un especialista concreto para que ésta las solicite) y la administración no aporta los recursos económicos necesarios para que todo funcione como debe, opinan. «Resolvemos el 90% de los problemas médicos y recibimos menos del 15% de los fondos», apuntó Romero.

La distribución actual de tarjetas sanitarias «es inadmisible», señalan en CESM

Según el Foro, la convocatoria de plazas extra para el MIR tampoco es la solución, porque los facultativos se acaban marchando. «Algo habrá que hacer para que se queden. Hemos repoblado los sistemas sanitarios de Extremadura, Madrid, Baleares...».

Los integrantes del Foro también criticaron el «centralismo» de la gestión sanitaria regional. El vicepresidente de la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP), Francisco Javier Pellegrini, lamentó que los gerentes de Atención Primaria de la región «no pueden decidir» nada sobre la gestión de sus recursos «porque las decisiones se toman en Valladolid».

«Si hay gerentes de Atención Primaria en Salamanca es para que solucionen los problemas de Salamanca», añadió, porque conocen la zona y sus necesidades. El presidente del Colegio de Médicos de Salamanca, Santiago Santa Cruz, añadió que el gerente «debe tener más capacidad de actuar» en su zona. «Si Valladolid lo decide todo, los gerentes estarán de brazos cruzados». Santa Cruz reclamó «una descentralización real de la gestión» y dotar a las provincias de «capacidad real» para adoptar las decisiones que más les convengan. Alfonso Romero fue más allá y pidió una gestión más 'médica' y menos 'política'

El presidente del Colegio de Médicos, en otro orden, también defendió la cualificación de los trabajadores de Atención Primaria porque son tan especialistas como cualquier otro facultativo y reclamó a la administración que les dote de todos los medios y recursos que precisen, «incluidos los hospitalarios». Y, por supuesto, se preguntó «cómo no han sabido planificar antes» el relevo de los especialistas.