Asperger Salamanca reclama el derecho de una inclusión educativa especializada y de calidad

El momento de la suelta de globos, en la plaza de la Concordia./Antoraz
El momento de la suelta de globos, en la plaza de la Concordia. / Antoraz

La asociación celebró ayer el Día Internacional dedicado a las personas con este síndrome con una jornada informativa y la suelta de globos

EVA CAÑAS / WORDSalamanca

Cien globos azules sobrevolaron ayer la plaza de la Concordia para simbolizar los sueños de cada persona con síndrome de asperger de Salamanca. La asociación salmantina que trabajar por darles una mayor calidad de vida organizó esta suelta simbólica coincidiendo con el Día Internacional de este síndrome.

Como detallaba ayer una de las tres psicólogas de Asperger Salamanca, Zoila Guisuraga, se sumaron al color azul que representa todos los tipos de autismo, y como cada año, esta jornada se convierte también un momento para reivindicar.

«La mayoría de los socios y familias, somos 50, cada vez tienen más edad, entre adolescentes y adultos, y uno de los primeros objetivos y reivindicaciones consiste en que las diferentes administraciones o profesionales puedan ayudar a estos chicos en la etapa escolar para hacer una buena transición a la vida adulta y que puedan conseguir un empleo y una vida lo más autónoma posible con la mayor independencia», puntualizó Guisuraga.

Además de tres psicólogas, Asperger Salamanca cuenta con una trabajadora social y varios profesionales que trabajan en diferentes programas de ocio y tiempo libre, que van desde el teatro o el deporte y la actividad física.

En la jornada de ayer celebraron en el Centro Municipal Integrado Julián Sánchez El Charro una jornada informativa para abarcar cuestiones vinculadas al síndrome de asperger, tanto desde la etapa de infancia, donde hablaron sobre las buenas prácticas en AtenciónTemprana con niños TEA o en la adolescencia, sobre la escolarización de adolescentes con TEA y la respuesta educativa basada en la inclusión y la normalización.

Por último, dedicaron varias ponencias a los adultos, sobre mitos y verdades sobre el síndrome de asperger o en relación al mundo educativo. Antes de cerrar la jornada se hizo lectura del manifiesto leído en toda España por el Día Internacional. Una de las primeras demandas que se recogen en el texto es que las personas con el síndrome de asperger reclaman ocupar su lugar en una sociedad, «que con frecuencia nos rechaza por presentar una forma diversa de ver y comprender el mundo». Asimismo, solicitan una adaptación de la legislación educativa española, «en un marco legal que regule y reconozca de forma decidida el derecho a la inclusión educativa específica, especializada y de calidad».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos