La asamblea de Ganemos saca a la luz su división y deja en el aire su confluencia con Podemos

Un momento de la reunión de ayer./SERNA
Un momento de la reunión de ayer. / SERNA

La falta de consenso generó debates muy tensos y siguen sin definirse ni el nombre de la coalición ni las personas que integrarán la lista electoral del 26-M

RICARDO RÁBADE / WORDSALAMANCA

Las enormes incógnitas abiertas sobre las personas que encabezarán la candidatura de Ganemos en los comicios municipales del 26 de mayo, sobre los grupos que confluirán en esa futura opción electoral e incluso el nombre oficial que recibirá la candidatura en las papeletas que depositen sus simpatizantes en las urnas continúan sin despejarse. La asamblea extraordinaria que celebró ayer la agrupación de electores en el local vecinal de Miraltormes, en la calle Lugo, y que congregó a 200 personas, no arrojó ninguna luz. Más bien sucedió todo lo contrario, dado que no se adoptó ningún acuerdo concreto por la falta de consenso, evidenciando las palpables y sustanciales divergencias entre muchos de los miembros de la formación granate.

Durante la asamblea, que se prolongó a lo largo de tres horas y media, se vivieron momentos de fuerte tensión dialéctica, motivados fundamentalmente por las primarias que celebró Podemos por su cuenta semanas atrás y donde se impuso la corriente encabezada por Carmen Díez frente a la liderada por su contrincante Antonio Espejo.

La asamblea sacó a la luz la profunda disparidad de criterios sobre la posible confluencia con Podemos. De hecho, fuentes de la asamblea pusieron de manifiesto que, ante la ausencia de consenso y entendimiento, los acuerdos que había establecido previamente el plenario de Ganemos quedaban anulados y se convertían en papel mojado.

No se logró concretar el proceso de primarias puesto que ninguna propuesta obtuvo suficiente respaldo

La primera propuesta del plenario abogaba por constituir una «plataforma electoral nueva formada por Ganemos (asociación municipalista) y Podemos, IU, Equo y otros partidos políticos», concebida como «coalición ciudadana a través de una renovada plataforma electoral, continuación del movimiento iniciado en 2015». Tras lo sucedido ayer en la asamblea, esta definición se ha difuminado.

Otra de las propuestas que planteó el plenario y que fue trasladada a la asamblea era el nombre que debería figurar finalmente en la papeleta, que inicialmente se planteó como 'Unidas Podemos Izquierda Unida Equo: Ganemos Salamanca'. Sin embargo, esta propuesta tampoco ha cristalizado tras la fragmentación en los planteamientos que se verbalizaron en la convulsa asamblea de ayer.

En realidad, la falta de sintonía y las fricciones estratégicas que afloraron durante la asamblea se arrastraban desde la celebración del plenario. Entonces tampoco se cosechó un consenso sobre la forma de acometer los procesos de primarias, bien de forma individual por cada formación con una posterior fusión en la lista electoral definitiva o bien por separado.