Arte y Tradición Charra abre al público su exposición fin de curso

Varias personas con algunas de las piezas que pueden verse en la exposición. /WORD
Varias personas con algunas de las piezas que pueden verse en la exposición. / WORD

Muebles restaurados, óleos o trajes charros son solo algunas de las piezas que componen la muestra de trabajos realizados por las alumnas

REDACCIÓN / WORDGUIJUELO

La Asociación Arte y Tradición Charra de Guijuelo ha abierto su exposición de trabajos que se podrá visitar hasta el próximo viernes, en la Sala de Exposiciones de la Biblioteca Municipal Pública David Hernández. La muestra, que recoge los trabajos realizados por las alumnas y profesoras de los cursos impartidos a lo largo del año, se compone de varias mesas en las que se pueden ver desde muebles antiguos restaurados, a óleos o lecheras decoradas, así como piezas de patchwork, cajas de madera, jarrones, piezas de trajes charros, capas o dibujos. Todos ellos componen parte de la muestra que mantendrá sus puertas abiertas hasta el viernes, de 18:30 a 20:30 horas.

«Es un lujo poder disfrutar de los trabajos que se han realizado por parte de las alumnas de la asociación», apuntaba la concejala de Cultura, Mª Jesús Moro Tejedor, que estuvo presente en la inauguración de la muestra. «Desde el Ayuntamiento apoyamos a la asociación por entender que es un modo de seguir conservando nuestra tradición y nuestra cultura», explicaba, animando a los guijuelenses a acercarse para «poder ver qué es lo que se hace en la asociación».

«Cada año los trabajos son de más calidad», apuntaba Marisa Juy, presidenta de la asociación, quien recalcó que en esta muestra se pueden ver los trabajos de más de 50 personas, aunque la asociación está conformada por más de 200 personas. «Estamos muy satisfechas con todas las obras que se muestran», explicó, destacando la buena acogida que existe en las distintas técnicas que se imparten.

Entre las piezas más destacadas se pueden ver trajes charros con un valor incalculable y piezas antiguas. «Las piezas, que se muestran en el maniquí, es porque las alumnas las han finalizado en este curso», explicaba Inés María Bernardo, profesora de bordado. «Se pueden ver muchas piezas e, incluso, capas que son únicas, pues nunca se repiten las labores», indicaba, recordando que el valor reside no solo en el coste de los materiales, que cada vez es más difícil de encontrar, sino en las horas de trabajo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos