Arrestado tras robar y agredir a una empleada de supermercado en noviembre de 2018 en Salamanca

Comisaría de la Policía Nacional, en la calle Jardines./WORD
Comisaría de la Policía Nacional, en la calle Jardines. / WORD

La Policía busca a dos personas que acompañaban al detenido durante el robo

REDACCIÓN / WORD

Agentes de la Policía Nacional detuvieron a un varón de 26 años como presunto autor de los delitos de robo con violencia, lesiones, robo de uso de vehículos y daños, tras robar y agredir a la empleada de un supermercado de Salamanca en noviembre de 2018 cuando se disponía a ingresar el dinero de la recaudación en una entidad bancaria. El detenido empleó para ello vehículos sustraídos en Zamora.

Los hechos sucedieron el pasado 19 de noviembre de 2018, cuando la empleada de un supermercado de Federico Anaya denunció que, cuando se dirigía a una entidad bancaria próxima para efectuar el ingreso de la recaudación, sobre las 10:00 horas, fue abordada por dos individuos encapuchados que la empujaron y la tiraron al suelo, arrebatándole la recaudación de 8.330,69 euros.

La investigación se inició, además de por la denuncia, a partir de un teléfono móvil que la víctima encontró en el lugar de los hechos y que había perdido uno de los autores, así como por las manifestaciones recogidas de distintos testigos, que observaron cómo los autores huyeron del lugar en un vehículo en el que se encontraba al volante otro individuo.

Las gestiones permitieron constatar que el vehículo utilizado había sido denunciado como sustraído en Zamora en la madrugada del mismo día 19 de noviembre y que el robo estaba relacionado con el de otro vehículo denunciado en el mismo atestado de dicha dependencia policial, ya que en el lugar donde se encontraba estacionado abandonaron determinados efectos que se encontraban en el primero de los vehículos sustraídos.

El primero de los vehículos fue localizado días después de los hechos en la localidad salmantina de Villamayor y el segundo, utilizado en el robo, apareció calcinado en el término municipal de Carrascal de Barregas una hora y media después de la comisión de este último delito.

Las líneas de investigación abiertas permitieron finalmente identificar a uno de los presuntos autores de los hechos y constatar que incluso se había formulado denuncia por la pérdida del terminal móvil en la Comisaría. Así, y tras emitir una requisitoria policial de búsqueda y detención, se pudo finalmente detener a uno de los autores en la calle Pico Almanzor de Salamanca.

El detenido, al que le constan 26 antecedentes policiales, fue puesto a disposición judicial, continuando abierta la investigación para el esclarecimiento de los hechos y la identificación y detención de los otros dos responsables.