Arrancan con mucha fuerza las fiestas de San Esteban de la Sierra en honor al Cristo

La charanga de la Peña La Garrocha fue la encargada de poner la música al recorrido por el pueblo. /M. J. GUTIÉRREZ
La charanga de la Peña La Garrocha fue la encargada de poner la música al recorrido por el pueblo. / M. J. GUTIÉRREZ

Concurso de limón serrano, tobogán acuático, recorrido de peñas y cena llenan la primera jornada

MARÍA J. GUTIÉRREZ / WORD

Los vecinos de San Esteban de la Sierra comenzaron ayer con fuerza las fiestas del Cristo y con un programa bien completo, ya que desde primera hora se pudo ver a diversas personas cerrando la Plaza para convertirla en coso taurino.

Al mediodía no faltó el concurso de limón serrano en la Plaza Mayor, que ganó la peña 'Va a ser que sí'. Plato gastronómico que después se degustó en el mismo ágora, antes de que los más pequeños y no tan pequeños disfrutaran con el gran tobogán acuático, que aprovechaba la gran pendiente de una de las calles que dan a la Plaza, y también un futbolín hinchable.

Y casi sin tiempo para el descanso, a las ocho y media de la tarde, peñas y vecinos se dieron cita en la plaza de la Iglesia para comenzar el recorrido por plazas y fuentes del municipio, con varias paradas para degustar limonada. Un recorrido que fue amenizado por la música de la charanga de la peña La Garrocha y que concluyó en la Plaza Mayor, donde tuvo lugar la cena de confraternidad entre peñas y vecinos con la que todos los años se abren las fiestas, y en la que la Peña El Cristo, organizadora de los festejos, invitó a limonada y calderillo. Pero no sólo estas viandas degustaron los participantes, sino que fueron otras muchas las que cada peña o grupo de amigos aportó para poder compartir, sobre todo postres.

Con este buen sabor de boca se daba paso a la actuación de copla de La Cordobesa y a continuación, discoteca móvil hasta que el cuerpo aguantó.