Arranca la fiesta en Sotoserrano con paella popular para 400 comensales

Un momento del reparto de la paella./M. J. G.
Un momento del reparto de la paella. / M. J. G.

Los vecinos se reunieron al mediodía para iniciar con fuerza unos festejos que por la noche pregonó La Cuba

MARÍA JESÚS GUTIÉRREZ / WORDSOROSERRANO

Día intenso ayer en Sotoserrano para iniciar las fiestas patronales en honor de San Ramón Nonato, unos festejos que reunieron al mediodía a los vecinos en la Plaza Mayor y en las calles adyacentes -en las que hacía sombra- para degustar la paella popular con la que se abrían las celebraciones.

Dos grandes paellas -una de carne y otra de marisco- con 200 raciones cada una de ellas, fueron repartidas a partir de las tres de la tarde, junto a una lata de bebida y un bollo de pan, entre los vecinos que aguardaron cola para recoger su comida; los cuales se fueron repartiendo por las mesas de las terrazas y otras colocadas para la ocasión.

La mayoría de la gente optó por situarse en los soportales de la Plaza y también en las calles cercanas en las que no entraba el intenso sol de la jornada, que impedía que se ocupara el centro del ágora.

De esta forma, en confraternidad, se iniciaban ayer unas fiestas que contaban a partir de ese momento con un gran número de actividades, ya que también contó con la celebración de la final del campeonato de tute por la tarde. Y por la noche, pasacalles de peñas denominado La Ruta de la Sangría, a partir de las diez, para lanzar el chupinazo a las doce de la noche, momento en el que también tuvo lugar el pregón de fiestas, que este año recayó en la peña La Cuba, cuyos miembros llevan 43 años juntos y con cariño. Pregón con el que se abrían oficialmente unas celebraciones que tendrán lugar hasta mañana y que ayer también contaron con verbena a cargo de Flamingo y bingo.