La Archicofradía del Rosario confía en poder salir con su procesión penitencial en 2019

La imagen de Jesús de la Redención, en el altar de ayer durante la procesión del Corpus. /WORD
La imagen de Jesús de la Redención, en el altar de ayer durante la procesión del Corpus. / WORD

En la actualidad están a la espera del visto bueno del obispo del documento que acredita cumplir con el marco diocesano

EVA CAÑAS / WORDSALAMANCA

La imagen de Jesús de la Redención presidía ayer uno de los dos altares del Corpus Christi de la capital. Muchos salmantinos se preguntaban al pasar junto a ella los motivos por los que todavía no formaba parte de las procesiones penitenciales de Salamanca. La Archicofradía del Rosario, a la que pertenece, lleva siete años de trámites para conseguir formar parte de las procesiones de la Semana Santa de Salamanca.

A día de hoy, ven más cerca que el deseo de todos sus integrantes sea una realidad en 2019. Según apuntaba ayer Óscar Rodríguez, uno de sus responsables, mayordomo de la archicofradía, está en manos del obispo de la Diócesis de Salamanca, Carlos López:«Nos pidió que hiciéramos unas nuevas reglas bajo el marco normativo diocesano porque nuestra cofradía es un poco peculiar y se rige por un derecho pontifical que está otorgado desde el Vaticano, y nosotros lo tenemos que hacer es entrar en ese marco diocesano porque no es una nueva hermandad sino una incorporación, una extensión penitencial», puntualizaba.

Hace dos meses que presentaron dicha documentación y esperan que a corto plazo les den una respuesta, aunque reconocen que siempre han sido pacientes y han sido las indicaciones aportadas desde la Diócesis de Salamanca.

En todo este proceso, Rodríguez asegura que siempre han tenido el respaldo de la gente de la calle, que les preguntan por la imagen, «la gente está demandando el Cristo y se ve».

Una vez que obtengan el visto bueno del obispo Carlos López, el siguiente paso será obtener la valoración positiva de la Junta de Semana Santa de Salamanca, conformada en la actualidad por 17 cofradías:«Si el obispo aprueba la documentación antes de julio quizás dé tiempo a verlo en el pleno que tendrán antes de otoño y sí podamos salir en la Semana Santa de 2019, nosotros tendremos todo preparado para ello».

Quizás un punto más complicado sea decidir el día de la salida penitencial, que según sus reglas cuentan con tres opciones.Por un lado, el Sábado de Pasión,«aunque sabemos que cronológicamente no es el adecuado», el Martes Santo o el Jueves Santo,«que es el más lógico, el día del Amor Fraterno, pero lo primero es respetar a las cofradías ya existentes», subraya este responsable del Rosario. Además, la última palabra al respecto también la tendrá el órgano eclesial. Algo similar ocurre con el templo de salida, que en el caso de que no se permita hacerlo desde la iglesia de San Esteban barajarán otras opciones, como la Catedral.

«Queremos salir el año que viene con el Cristo, y vamos a presentar la túnica ahora, en este mes», que como adelantaba Rodríguez será de color blanco con cola recogida y un capirote de 1,10 de altura. En la actualidad, esta archicofradía cuenta con más de 300 hermanos, y aunque los primeros años sacarían en procesión solo a Jesús de la Redención, «hemos empezado ya con el apostolado, y también saldría la Virgen del Dulce Nombre en el palio, si hay suficientes hermanos, con un San Juan, y que está haciendo Navarro Arteaga», precisa.

En el momento que cuente con los 12 apóstoles saldrá el paso completo de la Cena, «compraremos tres o cuatro apóstoles cada año». Ellos creen que si salen a la calle «será una forma de crecer al ganar más devoción a las imágenes».

 

Fotos

Vídeos